Damnificada reclama que la conductora alcoholizada pague los daños porque el seguro no cubre: «se borró, no puede quedar impune…¿qué tiene que pasar para que la justicia proceda?»

A dos semanas del choque en pleno centro obereño, Adriana Back reclama a la conductora causante del siniestro vial que pague los arreglos de su auto que rondarían el millón y medio de pesos.

«Acordamos hacer un convenio entre los abogados y firmar, ella se comprometió en la comisaria a pagar 750 mil el 15 de septiembre y los 750 el 20 de octubre», pero «se borró, y la respuesta de su abogado fue nada concreto hasta ahora» señaló Back. 

En la noche del sábado 27 de agosto, en avenida Libertad e intersección con calle Chubut, un Volkswagen Vento guiado por Gisela Schafranski de 25 años, colisionó contra un Volkswagen Nivus, el cual se hallaba estacionado, volcando sobre la arteria frente a la plazoleta «Leoncito».

Se le practicó el test de alcoholemia a la infractora arrojando resultado positivo de 2,48 por ciento de alcohol en sangre, sin embargo no fue demorada y tampoco se estaría haciendo cargo de los daños. 

Al respecto, Back, una docente de la escuela 358 y propietaria del auto que fue impactado, manifestó en declaraciones radiales que Schafranski se había comprometido a pagar los daños ocasionados, sin embargo, no lo hizo hasta el momento y no se comunica con la damnificada.

Imagen

«Me siento impotente, cada día con más bronca, más nervios, sin poder descansar porque dependía mucho de ese auto, lo retiramos en abril de la agencia», contó en La Radio. 

«El arreglo va a costar más de un millón de pesos, me arruinó el tren delante, el trasero, el eje, llantas, cubiertas, suspensión, rulemanes, leí tanto que ya no me acuerdo, hasta ahora vamos rondando el millón de pesos», y agregó «la semana siguiente al siniestro, me presenté, hice la denuncia, al otro día hizo ella la denuncia también donde se comprometió a un acuerdo económico que sería firmado en escribanía, de los gastos materiales. Al día 15 de septiembre tendría que hacerme la mitad de la entrega y el 20 de octubre la otra mitad. Hasta ahora no tengo noticias de ella ni del abogado», aseguró. 

«Ella me pidió por favor que yo no salga a los medios, a las redes, pero es como le dijo mi abogado, en las redes ya está viralizado lo que pasó, es un hecho terrible», y se preguntó «¿qué tiene que pasar, tiene que matarnos para que la justicia proceda, qué tiene que pasar para que le secuestren el vehículo?, porque me enteré por fuentes que el vehículo debería quedar secuestrado, pero está en la casa de un amigo que es mecánico», indicó recordando que la mujer «no quedó detenida, dio 2,48 de alcoholemia, yo terminé con mi nena y la vecinita hospitalizadas. Me desmayé, sufrí ataque de pánico, nervios, hasta hoy, porque mi auto pierde valor, deja de ser un cero kilómetro, estamos arreglándonos con un solo auto porque no tenemos un millón y medio para pagar todo esto», sostuvo. 

Detalló además que «el seguro no cubre los daños porque al estar (Schafranski) alcoholizada y con ese grado, no. Yo ese día me reuní con ella y tuve la fe de que la chica respondiera. Le dijo a mi abogado que su abogado se iba a comunicar, pero se borró… no puede quedar impune», insistió.  

Por otro lado, Back contó que uno de los presentes esa noche, increpado por la conductora, haría una denuncia ante el INADI debido a insultos racistas. 

Back había dejado el auto estacionado ese sábado para ir a la plaza con su vecina y sus hijas, y luego a cenar en el centro. A las 22.30 cuando regresó, encontró su vehículo chocado sobre la vereda. 

Actualmente se encuentra con medicación y tratamiento psicológico.

 

Conductora chocó a un auto estacionado en avenida Libertad y volcó