Di Stefano aseguró a la Defensoría que el agua de la CELO es apta para el comsumo

La semana pasada, la Defensoría del Pueblo de Oberá elevó un pedido a Daniel Di Stefano, titular del Ente Provincial Regulador de Agua y Cloacas (EPRAC), para que, como organismo de contralor, verifique técnicamente si el agua provista por la CELO a los socios de Oberá es apta para el consumo humano. El pedido tuvo su origen en la denuncia pública hecha por la bioquímica Mariel Koch, que tiene a su cargo el análisis de la calidad del agua de la cooperativa. 

Esta semana, el EPRAC contestó por nota a la defensoría que «se ha instruido un control de calidad inmediata, quedando a la espera de resultados de laboratorios de las muestras tomadas en distintos puntos de la ciudad», agregando que «sin embargo, según los resultados preliminares, el agua es apta para el consumo», asegura el organismo provincial. 

Además añade que durante el último mes, no se han registrado reclamos relacionados a la calidad del agua por parte de los socios de la CELO. Por último, señala que en los informes mensuales entregados por la cooperativa, no se han registrado valores que no cumplan con la normativa vigente. 

ver

Andersson desmintió a la bioquímica que denunció problemas en la calidad del agua: «Quédense tranquilos; es una pelea interna», dijo

La Defensoría pidió al EPRAC que verifique la calidad del agua en Oberá