Productos de la canasta básica aumentaron 326% en 3 años

ECONOMÍA. Durante los últimos tres años, los alimentos esenciales se incrementaron hasta un 326%, resultando los más afectados la cebolla, el yogurt, la harina y la manteca, de acuerdo a un relevamiento de la entidad Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), elaborado en base a datos del INDEC.

Entre septiembre de 2016 e igual mes de este año, el costo de la canasta básica alimentaria pasó de $2.664,48 a $7.239,90, es decir que alimentarse en la Argentina se encareció un 171,7% durante los últimos 36 meses.

A la cabeza en el ranking de los aumentos aparece la cebolla, que en aquel entonces costaba $15,48 y hoy sale $66,08 (326$), seguido por el yogurt de 190 gramos, que varió desde $11,86 a $50,48 (325%), seguidos a la distancia por el kilo de harina, que pasó de $10,47 a $38,34 (265%) y la manteca de 200 gramos, de $31,18 a $111,78 (259%).

Otros productos con alzas significativas son el queso pategrás, que pasó de $187,61 a $615,24 (187,61%); la leche en polvo, de $114,05 a $365,64 (220%); el dulce de leche, de $27,95 a $89,22 (219%); el agua mineral, de $14,36 a $45,29 (215%); los 500 gramos de fideos, de $16,43 a $51,45 (213%); el queso sardo, de $208,74 a $649,15 (211%); las hamburgueas, de 54,99 a 170,37 (210%); el polvo para flan, de 9,43 a 29,12 (210%); y el medio kilo de yerba, de 27,73 a 83,83 (200%).

Con incrementos todavía importantes, pero menores, en el estudio de la entidad que conduce Pedro Bussetti aparecen el café (197%), el queso cremoso y las galletitas dulces (196%), el kilo de pan francés (186%), las salchichas (185%), la banana (184%), el salame (183%), el kilo de azúcar (182%), el sachet de leche y las gaseosas (180%), el aceite (175%), el pollo (172%), el arroz (171%) y la sal fina (170%).

Le siguen salchichón y huevos (168%), galletitas de agua (165%), filet de merluza y jamón cocido (161%), la cerveza (147%), la carne picada y el kilo de paleta (142%), la lata de arvejas y la lechuga (140%), el pan lactal, el kilo de papa y el de nalga (135%), el cuadril (129%), el asado (119%), la manzana (112%) y el tomate en lata (108%).

En tanto, los que resistieron la inflación un poco más y no llegaron a duplicar su precio son el vino (98%) y productos de verdulería, tales los casos de la naranja (96%), el limón (65%), el tomate redondo (59%), el zapallo anco (32%) y la batata (23%).

Por otra parte, el relevamiento de DEUCO reflejó que durante el último año, la canasta básica elevó su costo en un 61,7%, con productos que superaron por largo ese promedio, entre los que se destacan los lácteos, ya que el queso pategras se elevó 95%, el queso sardo 93%, la manteca y el queso cremoso 88%, el yogurt 85%, el dulce de leche 80% y la leche fluida 70%.

“Desde DEUCO denunciamos recientemente la caída del consumo de lacteos, que es el más bajo de los últimos 29 años. Con estos aumentos de precios, sin duda que el consumo seguirá cayendo”, advirtió Busetti, titular del organismo.