El Gobierno canceló la compra del nuevo Tango 01 y perdió más de medio millón de dólares

La operación se sellaría a cambio de unos 25 millones de dólares, que se abonarían de la siguiente forma: 22 millones a través de una transferencia y la entrega del Tango 01, valuado en U$S3 millones.

Para comenzar a concretar la operación, la Secretaría General transfirió a una cuenta que posee en la OACI más de un millón de dólares. De ese monto, unos U$S300.000 corresponden al adelanto de compra (reembolsable) y del resto del dinero, la organización internacional percibirá sus honorarios por todas las tareas realizadas, pese a que la compra no se concretó y está a punto de caerse.

Se estima que por los trámites realizados cobrarán entre U$S400.000 y U$S500.000, aunque otros afirman que ascenderá a 900 mil dólares. Es dinero que el Estado no recuperará.

A esto se le deben sumar otros 150 mil dólares que el Estado gastó en la capacitación de los pilotos, tripulación de cabina, la contratación de simuladores de vuelo y el gasto de hotel y viáticos de las comitivas que viajaron al exterior para avanzar en la compra del avión.

 

 

Durante meses, la Secretaría General pactó con la Organización de la Aviación Civil Internacional la adquisición de un Boeing 757-256, cotizado en 25 millones de dólares. Transfirió U$S1 millón y cuando estaba todo listo para la firma desistió. La trama detrás de la decisión de último momento de Alberto Fernández.