En la Provincia «Startaup», la escuela de Comercio de Oberá se cae a pedazos

Padres de estudiantes de la tradicional escuela de Comercio de Oberá manifiestan su preocupación por el mal estado edilicio. «Necesitamos que se haga algo, no sabemos qué hacer», expresó la madre de un alumno. 

 

Mientras continúa el relato renovador de «La Primera Provincia Startup», y el ministerio de Educación a cargo de Miguel Sedoff presenta «el primer auto eléctrico fabricado en Misiones», financiado con dinero de los contribuyentes a través de empresas mixtas de dudoso origen y fin; los directivos, estudiantes y padres de la escuela ubicada a menos de 10 cuadras del centro obereño, continúan reclamando la refacción del viejo edificio donde varias aulas están clausuradas como así también los baños debido a que se inundan con las lluvias, tienen cielorrasos cayéndose e instalaciones eléctricas peligrosas. 

Las precipitaciones pluviales de la semana pasada volvieron a dejar en evidencia el mal estado estructural de la Escuela de Comercio nº 1 de Oberá, particularmente en el sector de informática y hay alertas de «probables derrumbes» de algunos sectores.

Según indicó el Vicedirector Miguel Paré, «esta última lluvia agravó un poco mas la situación, tuvimos filtraciones muy pronunciadas en la sala de informática, donde hay material importante. Hemos visto en la sala de profesores daños muy graves, casi en situación de derrumbe y ya no tenemos donde replegarnos. Es desesperante y anuncian lluvias para esta semana otra vez», dijo a FM El Aire de Integración.

La próxima semana, la comision de padres volverá a reunirse con la directora «para ver qué podemos resolver», contaron. 

Mal estado de la escuela de Comercio: “Estamos pasando un estado desesperante”

Reemplazaron cartel de «Bienvenidos a la Tierra Colorada» por «La primera provincia Start Up de la Argentina»

 

Desde hace varios meses, los directivos de la Escuela de Comercio de Oberá reclaman obras de refacción del edificio ya que tienen aulas clausuradas que se inundan con las lluvias, como así también los baños y las instalaciones eléctricas. 

Tras los pedidos de la concejal Mara Frontini y el diputado Horacio Loreiro, el gobierno provincial y el intendente Pablo Hassan visitaron la institución, pero el problema continúa. 

ver

Frontini sobre el mal estado de la Escuela de Comercio: «hago responsable al gobierno por no actuar»

 

 

Reemplazaron cartel de «Bienvenidos a la Tierra Colorada» por «La primera provincia Start Up de la Argentina»

Carlos Rovira hizo reemplazar el tradicional cartel de «Bienvenidos a la Tierra Colorada» en el arco de ingreso a Misiones, por otro que dice «La Primera Provincia Start Up de la Argentina».

En Misiones, Rovira quiere vender el relato de provincia tecnológica y a lo que le llaman «startup» son varias «empresas» mixtas del mismo grupo (Faniot, Fansat, Hambolt, etc), donde un privado prestó su nombre y el estado puso la plata para desarrollar juguetes como el «Huampa», un robot destinado, según explicaron, a medir la humedad del suelo en las chacras y cuyo costo es de 10 mil dólares cada uno. Hasta la fecha ningún colono les ha comprado uno, ¿por qué lo haría?. También lanzaron un cuatriciclo sin asientos, cuyo primer cliente fue Rentas y luego Parques Nacionales, es decir, el estado puso la plata para la «startup», y luego el estado es el cliente que compra el producto.


Las start-up son empresas tecnológicas de rápido creciemiento que surgieron en Silicom Valey (Valle del Silicio) en las afueras de San Francisco, California. Pero son inversiones privadas, no dinero de los contribuyentes. Allí han surgido marcas como Intel, Acer, HP, Apple, etc.


En Oberá, el mismo grupo mixto presentó la fábrica de nanosatélites en un local que siempre está cerrado. Serían lanzados al espacio en 2023, año electoral, y cumplirían la función de medir el dióxido de carbono de la selva misionera, según informaron, es decir, el estado será el cliente. 

El viernes pasado, lanzaron un auto eléctrico biplaza con carrocería en fibra de vidrio que, de aspeto, parece un miniauto salido de la posguerra, cuando la seguridad y estética no eran importantes, y cualquier aficionado fabricaba un auto en el garage de su casa. Cuesta creer que un ciudadano de hoy día esté dispuesto a pagar 10 mil dólares por un miniauto poco agraciado, por no decir feo, para aventurarse en la onda verde de la avenida Quaranta o en la autovía de Oberá con sus curvas, subidas y bajadas, y camiones.

Pero el gobierno Renovador ya anunció el primer comprador de los miniautos eléctricos diseñados en «la tierra de las Startup», será la Agencia Tributaria de Misiones, es decir Rentas, o sea el estado, otra vez.


La Agencia Tributaria Misiones (ATM) firmó el convenio de compra de Vehículos Eléctricos Biplaza (CR-2) y Estaciones de Carga rápido (BEV), los cuales serán producidos en la fábrica misionera HAMELBOT – FANIOT

Un comentario sobre “En la Provincia «Startaup», la escuela de Comercio de Oberá se cae a pedazos

Los comentarios están cerrados.