Dólar-soja: el agro liquidó US$620 millones y es el mayor monto diario en 10 años

Se comercializaron 300 mil toneladas. El tipo de cambio a $200 para las operaciones de la oleaginosa, que durará solo por septiembre, sigue generando una gran presión en el mercado local.
El complejo agroindustrial de la Argentina registró este jueves el mejor ingreso diario de divisas en 10 años, al totalizar US$620 millones. Así, este sector ya liquidó US$1695 millones en lo que va de la semana, según datos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y del Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC). De hecho, el Banco Central aumentó en US$486 millones sus reservas durante esta jornada, según trascendió de fuentes oficiales.
Si bien en el monto récord se incluyen a los diferentes productos, desde ambas entidades explicaron a TN que la mayor parte de esas liquidaciones se dieron gracias al nuevo “dólar soja” a $200, que el lunes mejoró alrededor de un 40%, solo por septiembre, el valor en pesos que reciben los productores. Además, detallaron que durante la jornada se operaron alrededor de 300 mil toneladas de la oleaginosa bajo ese mecanismo, que se sumaron a las más de 2 millones que se habían comercializado en las 72 horas previas.
En tanto, la tonelada del poroto de soja cayó este jueves US$1 (0,29%) en la posición a septiembre y cerró a US$ 344,50 ($68.900) en Rosario. Así, el mercado local se desacopló de lo sucedido en Chicago, donde la oleaginosa ganó US$ 1,38 (0,26%) y cotizó a US$ 540,32.
El responsable de Research de la corredora Zeni, Eugenio Irazuegui, el desacople de esta jornada se debe en parte a la presión vendedora que sigue generando este beneficio temporal. Aunque aclaró que también influyó la caída de la harina de soja en EE.UU., teniendo en cuenta que la Argentina es el principal exportador de los derivados.
Pero lo cierto es que, desde que se anunció la medida, se registraron una gran cantidad de ventas que derrumbaron US$35,50 (9,34%) por tonelada el valor en dólares de la soja en las últimas 4 ruedas del mercado doméstico, al pasar de US$ 380 a US$344,50 por tonelada en el contrato a septiembre. Es decir, a menos de los $70.000 que el ministro de Economía, Sergio Massa, había planteado como piso.
Encarecen la tasa de interés a los productores para agilizar aún más la comercialización
Pese al buen ritmo de ventas, que superaron en un 7,5% los US$1000 millones que el Gobierno esperaba que ingresaran en los primeros 3 días, el Banco Central tomó este jueves una medida para agilizar aún más la comercialización de la oleaginosa, lo que también podría impactar en las cotizaciones de los próximos días.
La autoridad monetaria fijó la tasa mínima en 120% para el financiamiento a los productores que mantengan un stock de soja superior a 5% sin liquidar. En tanto, exceptuó de esta tasa a los productores cuyo monto total de financiaciones en el sistema financiero no supere el importe equivalente a $2 millones y que acrediten no tener un acopio de su producción de la oleaginosa superior al 5% de su capacidad de cosecha anual.
El economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA), David Miazzo, evaluó: “El objetivo de esta medida es que tengan un costo mayor aquellos que tengan stock. Ya habían hecho varias resoluciones, en 2020 y 2021, en el mismo sentido”.
Miazzo explicó que hasta ahora no había una tasa homogénea para los agricultores de soja, porque eso dependía de las distintas líneas que ofreciera cada banco. “Pero con esto, se pone un mínimo del 124% de Tasa Efectiva Anual (TEA) a todas las líneas de crédito”.
“El temor es que dentro de esta resolución también estén incluidas las tasas para la adquisición de maquinaria agrícola. Porque dentro de los deudores podrían estar los productores agropecuarios que puedan llegar a tener soja. Esto es un golpe grande para los agricultores y los bancos, porque las carteras de agro son grandes y más de uno va a decidir no tomar créditos”, concluyó.
En Chicago subió la soja y bajaron los cereales
Sobre lo ocurrido en el mercado norteamericano, Irazuegui destacó que la soja logró posicionarse en terreno positivo a mitad de rueda, para finalmente anotar una mejora promedio de US$ 1,80 por tonelada en las diferentes posiciones.
En cuanto a los cereales, el trigo cayó US$ 5,88 (1,94%) y se valuó en US$ 297,81 en el contrato a septiembre. Mientras que el maíz tuvo una leve caída de US$ 0,89 (0,33%) y se ubicó en US$ 265,54.
Sobre lo ocurrido con la soja, irazuegui comentó que desde la industria norteamericana elevaron las bases ofrecidas en el segmento físico, de la mano de la recomposición en los valores del aceite y derivados energéticos en esta jornada.
Sin embargo, también se dieron a conocer datos provenientes de Brasil, que condicionaron en cierta medida a las cotizaciones. La CONAB, entidad dependiente del Ministerio de Agricultura de ese país, revisó su estimación de producción 2021/22, en la antesala de la siembra 2022/23.
“Elevó de 124 a 125,60 millones de toneladas el número final de cosecha, viéndose reflejado en la proyección de exportaciones, que pasó de 75,20 a 77,20 millones. El acumulado de campaña, comprendido entre febrero y agosto, ascendió a 64,30 millones de toneladas y se espera un remanente de 12,90 millones de toneladas para el tiempo restante del ciclo comercial 21/22″, puntualizó el analista.
En cuanto a lo ocurrido con el trigo, comentó: “Se atenuó el efecto de las declaraciones oficiales por parte de Rusia, en lo que se refiere al acuerdo firmado con la ONU y el ritmo de embarques desde las costas del Mar Negro. Es así como el mercado devolvió parte de las ganancias de la rueda previa y terminó retrocediendo unos US$ 3,80 en promedio”.
Por último, consideró que la decisión que adopte Rusia cobra mayor dimensión, dado el récord previsto en la producción de esa nación. “Frente a los resultados ampliamente superiores que están arrojando los lotes levantados, desde la reconocida consultora Ikar aumentaron su estimación de cosecha a 97 millones de toneladas”.