Hasta 17% de aumento en algunos modelos de autos este mes

Terminó agosto con un mercado automotor golpeado por las mayores restricciones a las importaciones y fuertes aumentos de precios con el inicio de septiembre.

Las primeras listas de precios comenzaron a llegar a las concesionarias de 0 km. En el caso de una de las marcas, que suele informar antes que el resto el ajuste de los valores, los incrementos parten de 5% y superan el 7%. Se trata de una automotriz que tiene como política una actualización gradual de sus listas, en especial, como sucede desde este jueves, cuando rige la actualización de la base imponible del impuesto al “lujo” y se ajustan los precios de los modelos que están justo en el límite a partir del cual los vehículos empiezan a tributar.

De cualquier forma, el ajuste de los 0 km va al ritmo de la inflación y supera la suba del dólar oficial, que es el que se utiliza para importar insumos y vehículos. Otras marcas van a tener una estrategia más agresiva y esto puede implicar que algunos modelos suban desde el primer día de septiembre hasta 17%. Este es el porcentaje en que se ajustará la base imponible de este gravamen, correspondiente a la actualización trimestral que se aplica a este recargo fiscal.

En agosto ese límite rondaba los $4.300.000 de valor al público y pasa a casi $5.000.000 desde este jueves. El precio final varía ya que depende del margen de comisión que disponga cada automotriz y la forma de aplicarlo a su red. En algunos casos, el valor imponible es a partir de los $4.800.000.

Si se observan las listas de precios de agosto, se puede verificar que hay casos de marcas con hasta seis versiones del mismo modelo a un mismo valor, justo por debajo de los $4.300.000 que regia hasta agsto con monto no imponible. Las versiones más accesibles fueron ajustándose hasta costar lo mismo que las más equipadas que quedaron en ese precio desde la última actualización que se hizo en junio.

En el mercado automotor se los denomina como 0 km “topeados”. Algunas marcas van a aumentar 17% el valor de las versiones tope de gama. Otras tendrán un incremento menor en septiembre y completarán lo que falta hasta el 17% entre octubre y noviembre. En diciembre habrá un nuevo ajuste.

De todas maneras, estos aumentos se aplican sobre las listas oficiales que, en la actualidad, son simbólicas ya que el faltante de 0 km hace que haya sobreprecios. El auto vale lo que está dispuesto a pagar el comprador. En el caso de los modelos que se expresan en pesos en las listas de precios, el recargo puede ser de más de 20%. En los que se fijan en dólares, se pagan a la cotización del contado con liqui o, directamente, en billetes verdes. La lista oficial sólo sirve para ajustar las cuotas de los planes de ahorro.

Lo que está claro es que si un modelo aumenta 17% en el valor de lista, el sobreprecio acompañará ese reajuste, por lo que los compradores van a sentir el impacto.

Con un mercado promedio de 35.000 unidades que tienen cerca de 40% de las operaciones por planes de ahorro y un 10% por venta corporativa, el volumen inferior a 20.000 0 km de ventas mensuales es relativamente chico para una demanda que supera ese número por parte de un sector de la sociedad con buen poder adquisitivo. Es por eso que se convalidan precios por arriba de las lista.

Para lo que resta del año el panorama es más duro ya que la falta de divisas anticipa una menor oferta de unidades importadas. Es por eso que los vehículos de producción nacional siguen ganando espacio y se mantienen al tope de las ventas ya que los tiempos de entrega son más cortos. Al problema de las divisas se le sumó el doble recambio ministerial, en los últimos dos meses, y es por eso que en todo ese tiempo no hubo, prácticamente, liberación de permisos para importar, lo que agrava el desabastecimiento e impulsa la suba de precios.

FUENTE: ÁMBITO.