Después del ataque, Cristina siguió saludando y firmando autógrafos durante seis minutos

Cerca de las 21 de este jueves, cuando la vicepresidenta llegaba a su casa de Recoleta, un hombre de nacionalidad brasileña se acercó a ella y le gatilló en la cara. El arma no se disparó. El Gobierno convocó a una marcha para este viernes y Alberto Fernández decretó feriado nacional.
Fueron segundos de máxima tensión. La seguridad de la vicepresidenta se vio vulnerada cuando un hombre se acercó en medio de la multitud que la esperaba frente a su casa de Recoleta y le gatilló en la cara. “Cristina Kirchner sigue con vida porque por alguna razón el arma no se disparó”, dijo Alberto Fernández por cadena nacional.

El hombre, un brasileño de 35 años, fue detenido por la Policía Federal y el arma se encontró “a escasos metros del lugar”, aseguraron las fuentes policiales.Durante los minutos siguientes, mientras las fuerzas y el operativo de seguridad actuaban para contener la situación, la vicepresidenta siguió saludando y firmando autógrafos. Así lo muestran las imágenes de las cámaras de TN en Juncal y Uruguay, donde desde hace una semana, militantes K realizan una vigilia en apoyo de la expresidenta y en repudio al supuesto acoso judicial contra ella.

Cómo fue el ataque a Cristina Kirchner
Fernando Andre Sabag Montiel se encontraba a escasos metros de la titular del Senado y tras ser detectado por personal policial fue separada de los manifestantes.

En ese momento se produjo un tumulto y Cristina Kirchner fue alejada, aunque siguió saludando al resto de los militantes como lo hizo esta semana al llegar desde el Senado.El brazo del hombre se acerca a escasos centímetros de la expresidenta y al momento de gatillar, ella atina a agachar la cabeza.

El detenido es de nacionalidad brasileña, tiene 35 años y antecedentes de portación de armas blancas desde el año 2021.