Aprobaron programa de abordaje sobre pubertad precoz en niños y niñas y de retraso en adolescentes

El Programa Provincial de Abordaje Integral de la Pubertad Precoz y el Retraso Puberal sancionado por la Cámara de Representantes fue impulsado a través de sendas iniciativas de los diputados Martín Cesino y Jorge Ratier Berrondo, y también del Parlamento de la Mujer 2021.
Tiene como objetivo revertir el desarrollo precoz y el retardo de los caracteres sexuales secundarios, con el fin de evitar las consecuencias psicosociales y conductuales que provocan estas alteraciones en la cronología de la pubertad.

También apunta a brindar atención médica multidisciplinaria, acceso a estudios, prácticas diagnósticas, terapéuticas y farmacológicas para la detección temprana, abordaje, control y seguimiento.

Además, visibilizar y concientizar sobre la importancia de la consulta temprana ante la aparición de signos y síntomas de desarrollo puberal prematuro de niños y niñas, o el retraso puberal en adolescentes; y promover la prevención y tratamiento de los factores de riesgo desencadenantes o agravantes asociados.

En los fundamentos del proyecto, Cesino afirmó que con el programa “se busca facilitar el acceso de la población a pruebas, estudios y métodos de diagnóstico, consultas con especialistas y tratamiento necesario y oportuno”.

Asimismo, “llevar adelante campañas educativas e informativas; impulsar la investigación científica, la docencia y la formación de recursos humanos; instrumentar espacios de asistencia y apoyo destinados a pacientes y sus familias como herramientas de contención”, agregó.

Ratier Berrondo, por su parte, destacó que “el derecho a la salud es una obligación estatal, la protección de los derechos de las niñas y niños es una agenda prioritaria de todo Estado”. Por ese motivo consideró necesaria la implementación del programa.

En la sesión, como miembro informante, Cesino agregó que esta “iniciativa va a visibilizar y fortalecer cada una de las acciones y estrategias que lleva adelante el Estado a través del Ministerio de la Salud y nuestra obra social provincial”. Además, el legislador resaltó que, “es importante el saber escuchar, y la buena observación que tenemos que tener como adultos, como padres, en esta etapa de la vida de nuestros niños, niñas y adolescentes”.

“Somos la primera provincia del país que damos un paso adelante con respecto a normativas y leyes; esta es una ley que va a garantizar el derecho a todos nuestros niños, niñas y adolescentes de nuestra provincia”.

Ratier Berrondo manifestó también en la sesión que, “si se aprueba esta norma, va a ser una muy buena ley que cambiará la vida a muchas personas, a los niños, pero también a los padres, que van a disponer y poder acceder a la información”.

“Por ello, resulta prioritario la capacitación, formación y perfeccionamiento de profesionales de la salud en la detección temprana, que es una herramienta fundamental, así como también en el abordaje y tratamiento de la pubertad precoz”, agregó.



Prevención

En la sesión, la Cámara de Representantes creó el Programa de Prevención de Tumores Asociados al Síndrome de Cáncer de Mama y Ovario Hereditario. Se trata de una ley que integra las iniciativas presentadas por el ex diputado Roque Gervasoni y por el legislador en ejercicio Ariel Pianesi.

El programa tiene como objetivo garantizar los estudios genéticos y la detección temprana de la predisposición genética al desarrollo de cánceres asociados al síndrome de cáncer de mama y ovario hereditario.

También busca facilitar el acceso a la atención, al seguimiento y a los estudios complementarios necesarios; así como también el tratamiento profiláctico adecuado y oportuno.

Serán beneficiarias todas las personas con antecedentes personales o familiares del Síndrome de Cáncer de Mama y Ovario Hereditario comprendidas en las guías nacionales e internacionales, o que dispongan del requerimiento de un médico especializado.

La ley crea, además, la Unidad de Prevención del Cáncer Heredofamiliar, para generar una base de datos y registros específicos de personas con riesgos genéticos por herencia, ambiente y hábitos de vida que la predispongan a tener cáncer.

En la propuesta de la norma, Gervasoni señala que “la detección temprana reduce en gran medida su impacto financiero y las personas que lo padecen pueden seguir trabajando y dando apoyo a sus familias si reciben tratamiento eficaz a tiempo”.

En los fundamentos, Pianesi “más allá del evidente beneficio social que implica la prevención temprana de la enfermedad”; destacó la optimización de recursos referida a “los costos del tratamiento de la enfermedad una vez diagnosticada”.

En el recinto, el miembro informante, Jorge Franco, dijo que “el cáncer de mama es el de mayor incidencia en la población argentina con más del 16 por ciento: tenemos 120 tumores de mama por año”.

“Esta Ley permitirá prevenir, poder ganarle al diagnóstico y así tener una oportunidad de tratar tempranamente. Los misioneros vamos a tener la libertad para llegar a tiempo a esta enfermedad”.

Por su parte, Pianesi agregó que, “aquellas personas que tengan antecedentes podrán tener información y así equipararemos los niveles de vida”; y resaltó que, “esta es una muy buena ley”.