Boher pidió «tiempos razonables de viajes sin tantas tediosas trasferencias» y que el municipio explique el nuevo sistema a los usuarios

Durante su exposición en la audiencia pública, el asesor legal de la Defensoría del Pueblo, Duilio Boher, alertó que con el nuevo sistema donde el municipio se hace cargo de recaudar el pago de los boletos mediante la tarjeta SUMO (ya no se podrá abonar en efectivo al chofer), para luego abonarle a las empresas por kilómetro recorrido; en caso de no ser rentable el servicio, la municipalidad terminará pagándo la diferencia con dinero de los contribuyentes. Boher pidió que las firmas declaren los subsidios nacionales y provinciales que reciben a fin de descontárselo de los montos mensuales que el municipio deba pagarle tanto a Tipoka como a Next. 

 

 

Conclusiones del discurso del asesor legal de la defensoría: 

Procuren un servicio de calidad para los usuarios, las gratuidades para los jubilados, y los alumnos y para todos los ciudadanos en días de elecciones.
Gobernar es explicar, hagan pedagogía: expliquen el nuevo sistema a los usuarios.
Ya que la verdadera fuerza está en la flexibilidad…. estén alertas y abiertos a modificar y adaptar rápidamente los recorridos de las nuevas líneas para adecuarse a la necesidades de los usuarios.
Logren un equilibrio entre una tarifa razonable, y tiempos razonables de los viajes, sin tantas tediosas trasferencias.
Cuiden el tiempo de los usuarios porque el transcurrir del tiempo es la vida de las personas.
Cuiden los recursos del gobierno municipal (es decir de los contribuyentes)
Asuman la visión de liderazgo de Oberá en la región coordinando los transportes urbanos e interurbanos y que éstos últimos puedan seguir deteniéndose en ciertos lugares y en los nodos externos.

Y que la intendencia ejerza realmente el contralor de los servicios públicos, con prontitud y coherencia.
Porque recién ahora después de años de permitir pasivamente que una empresa haga lo que quiera y muy recientemente al fin se le anima cuando esa empresa está casi quebrada y muy desprestigiada socialmente.
Todos sabemos que escoba nueva barre bien, la clave futura del control de los servicios públicos no pasa porque tengan amistad e incluso una luna de miel con las nuevas empresas… lo fundamental es que “con respeto, pero contundencia” desde el primer día controlen, sancionen cuando corresponda y no sean testigos pasivos de acciones arbitrarias de dichas empresas, en perjuicio de los usuarios, como las que durante tantos años toleraron de la fugitiva empresa, que mañana culmina su nefasto período de concesión.

Hay personas que se contentan con tener un amo bueno “que obviamente es mejor que tener un amo malo”, pero todo ciudadano que se precie de tal, que se precie de ser una persona libre simplemente “no tiene amo”. Obedece a las normas jurídicas, al estado de derecho, no a la benevolencia de alguien que simplemente administra circunstancialmente el dinero de nuestros tributos.
Por ello, no dejen los derechos de los usuarios supeditados a la discrecionalidad de alguien, establezcan reglas claras y háganlo pronto (es decir inmediatamente antes de ratificar la concesión del transporte de pasajeros), para que sean jurídicamente inobjetable dichas reglas por las nuevas empresas concesionarias.

Implementar cambios siempre tiene complejidades, algunas no pueden preverse, pero todos los problemas que les mencioné, son previsibles …. saben que sucederán y también saben cómo pueden evitarse.
Está en ustedes evitar estos problemas a tiempo. Si lo hacen tarde o no lo hacen tendrá consecuencias muy negativas en la gente… los usuarios deberán pagar más dinero, perder más tiempo de sus vidas y/o le costarán cuantiosos recursos a los contribuyentes de Oberá.

 

Boher alertó que la municipalidad podría terminar siendo «el socio bobo» que le pague a Next y Tipoka por las pérdidas con el nuevo sistema

 

La concesión actual (en manos de Capital del Monte hasta hoy), establece que la empresa es la que cobra los boletos y a su vez recibe subsidios haciéndose cargo del servicio sin aportes municipales. 

Pero, con el nuevo sistema, será el municipio quien recaude a través de la tarjeta SUMO (no habrá más pago en efectivo arriba de las unidades), y luego le abonará a las firmas Tipoka y Next por kilómetro recorrido según el precio de la tarifa que establezca el Concejo Deliberante. Eso quiere decir que, si no se recauda lo suficiente con el cobro de los boletos a través de las tarjetas, el estado municipal tendrá que abonar la diferencia con recursos de los contribuyentes. 

Para las nuevas empresas, cuanto más kilómetros recorran sus colectivos, con o sin pasajeros arriba, más negocio será para ellos ya que podrán reclamar ese dinero al municipio y, en ese punto, hay que recordar que el nuevo sistema diseñado por la municipalidad establece múltiples transferencias, donde muchos pasajeros deberán estar más tiempo arriba de las unidades para llegar al centro, aún cuando vivan a 15 o 20 cuadras como son los casos de Sisten Vik, que primero deberán ir hasta el Samic donde serán trasbordados hacia el centro; y en el caso de Villa Cristen, primero serán llevados hasta la terminal por un alimentador. Luego los troncales trasladarán a esos pasajeros hasta la plaza San Martín donde volverán a transferir a otras unidades. 

Actualmente, Capital del Monte traslada a los pasajeros en horarios pico o valle de, por ejemplo, el barrio Villa Barreyro hasta el centro en un colectivo. Con el nuevo sistema, harán falta dos colectivos para mover a esa misma cantidad de pasajeros: un alimentador desde Barreyro hasta Anses y un troncal desde Anses hasta la plaza San Martín. Si este sistema genera pérdidas, el municipio tendrá que pagarlo, no lo absorberán las empresas. 

«El municipio podría terminar siendo el socio bobo que deberá pagarle a las empresas con dinero de los contribuyentes», manifestó Boher. 

Por ello, la defensoría pidió establecer en los contratos que las empresas declaren los subsidios que perciben de Nación y Provincia a fin de descontarlos de lo que deberá pagarle el municipio todos los meses a estas dos empresas del grupo Z, las únicas que quedaron del proceso de licitación ya que Capital del Monte renunció a su participación.

 

Proyecto planteado por la defensoría para los nuevos contratos con Next y Tipoka, que fue uno de los puntos señalados por Boher en la audiencia pública:

 

Artículo propuesto para ser incluido en el Dictamen de comisión del tratamiento del expediente 172/2022 y demás expedientes a los que se les brinde tratamiento conjunto.

ARTÍCULO 11°: Modifíquese el artículo 30 de la Ordenanza N 3045 que queda redactado de la siguiente forma:
“Artículo 30°: Los Concesionarios poseen derecho a la integralidad de la percepción del costo por kilómetro rodado.

Los kilómetros rodados surgen de la información obrante en el Sistema Unificado de Movilidad Oberá y/o el sistema de fiscalización vigente que a futuro implemente la Autoridad de Aplicación.
A los efectos del cálculo correspondiente a la tarifa técnica del servicio, se toma en cuenta las metodologías y fórmulas polinómicas establecidas en la resolución nacional 270/2009 la secretaría de transporte del ministerio de planificación federal, inversión pública y servicios; y el decreto
provincial de gobernación 171/2007 o el marco normativo que en el futuro los sustituya.
El pago de los fondos recaudados en concepto de tarifa puede hacerse con una periodicidad diaria, semanal, quincenal o la que posibilite la tecnología aplicable para la recaudación de las mismas, procurando que, en todos los casos, el pago sea percibido por los concesionarios con la mayor antelación posible, en beneficio de los trabajadores de las empresas concesionarias del servicio.

Entiéndase que la distribución de los recursos económicos recaudados en concepto de tarifas pueden abonarse en las periodicidades expresadas precedentemente, sin perjuicio de que el gobierno municipal únicamente abona el complemento que, eventualmente, se requiera para garantizar la integralidad de la percepción del costo por kilómetro rodado luego de que las empresas concesionarias informen mensualmente la cuantía de los subsidios provinciales y/o nacionales devengados y los efectivamente abonados, que perciban en razón de la concesión del transporte público, su cuantía y fecha de cobro. Debiéndose indefectiblemente descontar los montos de los mencionados subsidios
devengados y los pagos realizados por la distribución de los recursos económicos recaudados en concepto de tarifas a los efectos de precisar si, eventualmente, corresponde que el gobierno municipal realice un aporte al sistema y, si fuere así, la magnitud del mismo”.

 

Un comentario sobre “Boher pidió «tiempos razonables de viajes sin tantas tediosas trasferencias» y que el municipio explique el nuevo sistema a los usuarios

Los comentarios están cerrados.