Herrera se reunirá con sus pares kirchneristas por el manejo de los planes sociales

Unos 16 mandatarios provinciales se encontrarán en Chaco, donde los recibirá Jorge Capitanich, uno de los más cercanos a Cristina Kirchner. En línea con la Vicepresidenta, piden “federalizar” los programas de asistencia.
En medio de la pelea entre Cristina Kirchner y los movimientos sociales por el control de los planes, volverá a reunirse este viernes la nueva “liga de gobernadores” del Frente de Todos. Los mandatarios reclaman “federalizar políticas tendientes a transformar los planes sociales en trabajo”, en línea con el planteo de la Vicepresidenta.
Se trata de la segunda reunión de la “liga”. En esta oportunidad, el gobernador anfitrión será el chaqueño Jorge Capitanich, que recibirá desde las 13.30 al resto de los 16 mandatarios que integran el nuevo espacio oficialista, en el salón de convenciones del hotel Gala de la ciudad de Resistencia. Capitanich es uno de los gobernadores más cercanos a Cristina Kirchner.
El 10 de junio, en la sede porteña del Consejo Federal de Inversiones, además de Capitanich, firmaron el documento que constituyó al grupo: Axel Kicillof (Buenos Aires), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Ricardo Quintela (La Rioja), Raúl Jalil (Catamarca), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Sergio Uñac (San Juan), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Gustavo Sáenz (Salta), Gildo Insfrán (Formosa), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Alicia Kirchner (Santa Cruz).
Al recurrente reclamo por una “justa y mejor distribución de los recursos de la coparticipación federal”, con el que buscan disputar fondos con la Ciudad de Buenos Aires, los gobernadores sumarían a la mesa de discusión la disputa por el manejo de los planes, luego de que Cristina Kirchner apuntara directamente contra los movimientos sociales y propusiera que el Estado “recupere el control de las políticas sociales y no los tercerice” en organizaciones.
La Vicepresidenta incluso difundió luego una foto de una reunión con el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, y ratificó así públicamente su respaldo a un proyecto para que los planes sociales pasen a órbita de los gobiernos provinciales y municipales.
El control los planes ya había formado parte del documento con el que los mandatarios provinciales fundaron el espacio oficialista el 10 de junio pasado.
“Despojados de intereses partidarios, representamos a nuestras provincias en la defensa de un país justo y equitativo, en el que los recursos se asignen promoviendo en desarrollo armónico y equilibrado”, sostuvieron los gobernadores en el texto fundacional.
“Es hora de gestar consensos estructurales y políticas para el desarrollo que permitan generar nuevos empleos de calidad. Con este objetivo analizamos alternativas para federalizar políticas tendientes a transformar los planes sociales en trabajo genuino y digno”, concluyeron los mandatarios.