Vidal dijo que la dolarización llevaría a $1400 cada dólar: «un empobrecimiento tremendo”

La diputada y ex gobernadora criticó esa iniciativa y al Gobierno por no generar las condiciones para que se cree empleo en el sector privado; admitió que la ley de alquileres fue un error de Juntos
La diputada nacional de Juntos por el Cambio y ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, criticó al Gobierno y, al mismo tiempo, a las iniciativas para dolarizar la economía que promueven algunos economistas y que ciertos sectores de Juntos no ven con tanto desagrado.

Además, afirmó que la incertidumbre macroeconómica y la alta carga impositiva dificultan la creación de empleo registrado en el sector privado desde 2011.

Por otra parte, admitió que la ley de alquileres que impulsó Juntos por el Cambio fue un “error”, pero no propuso derogarla, sino modificarla por otra, tal como lo estudia, con demoras, el Congreso Nacional.

Vidal disertó este viernes en la Universidad de Belgrano y, según informó la entidad académica, sus principales conceptos fueron los siguientes:

Respecto de la dolarización, indicó: “Lo que no se dice es que el cálculo para dolarizar da 1.400 pesos por cada dólar, ya que hoy no hay reservas para implementarla a un valor más bajo. Y eso significaría un empobrecimiento tremendo de la población. Entonces, el debate no puede ser teórico, sino sobre lo que es posible implementar y lo que no”.

Lo que no se dice es que el cálculo para dolarizar da 1.400 pesos por cada dólar, ya que hoy no hay reservas para implementarla a un valor más bajo. Y eso significaría un empobrecimiento tremendo de la población (María Eugenia Vidal)
En materia de empleo, afirmó: “Las razones por las que no se genera empleo formal privado desde 2011 son tres. La primera tiene que ver con el sistema educativo, que está desvinculado del mercado de trabajo. La segunda pasa por la carga impositiva y el miedo a la industria del juicio laboral que sufren las empresas. Y la tercera está relacionada con la macroeconomía, a raíz del marco de incertidumbre y falta de confianza en el país”.

También se refirió a la Ley de Alquileres, impulsada en su momento por Juntos por el Cambio, a la que calificó como “un error”. Pero aclaró que no proponen su derogación sino su modificación. Incluiría, según afirmó, el cambio en el plazo del contrato, en la actualidad de tres años, y la libertad de acuerdo entre propietario e inquilino para decidir qué mecanismo de actualización adoptan, además de una reducción del impuesto a los bienes personales, las ganancias y los sellos, a fin de incrementar las propiedades en alquiler.

Con relación a la educación, sostuvo: “La Argentina tiene que resolver lo básico. Hay que seguir ampliando la cobertura desde sala de 4 años; tener 180 a 190 días de clases, agregando más horas de lengua y matemática; reforzar la escuela secundaria para lograr que una mayor cantidad de alumnos termine en tiempo, forma y con los conocimientos adecuados, e incluir tres herramientas: inglés, programación y educación financiera”.

Finalmente, abordó el tema de la “grieta” entre las fuerzas políticas del gobierno y la oposición. En ese sentido, subrayó que “el ‘para qué’ es la respuesta”. Al respecto, ejemplificó con la media sanción del proyecto de Boleta Única de Papel que, según expresó, se consensuó con “el Interbloque Federal, los libertarios y distintos partidos provinciales”. Como caso contrario, hizo referencia al proyecto para ampliar la Corte Suprema de Justicia. “Si no hay un ‘para qué’ común -completó-, es muy difícil construir puentes.”

Sobre el principal objetivo de su fuerza política para el 2023, aseguró: “Nuestro principal desafío es definir un programa económico serio que logre derrotar la inflación, estabilizar el país y recrear la confianza en nuestra moneda, para que los fondos de los argentinos vuelvan a invertirse y permitan lograr diez años de crecimiento económico”.

Infobae