LA VIDA ES ESO QUE PASA MIENTRAS EL SOCIO DE LA CELO ESTÁ EN OTRA COSA

“La vida es eso que te va pasando mientras estás ocupado haciendo otros planes”, dijo John Lennon. El grueso de los socios de la CELO está en la virtualidad y no vota. Mientras, en la vida real, la falaz política tarifaria “K” y la ruina causada por roviristas, dejaron un presente funesto. Son muchos años sufriendo la falta de agua y luz. Y así, mirando de afuera, serán muchos más.

Por demagogia electoral Néstor y Cristina Kirchner, cuando Alberto Fernández era jefe de gabinete, decidieron intervenir el INDEC en 2007 para resguardarnos de conocer los números reales de la inflación y de la pobreza. Esa distorsión planificada llevó a congelar las tarifas eléctricas. Y la inflación acumulada, como las enfermedades, se pueden ocultar durante un tiempo pero no para siempre. Por ejemplo ahora. De modo tal que cada socio de la CELO (y de otras cooperativas) está pagando mucho de luz pero menos de lo que debería pagar. Mentime que me gusta.

Este embuste lleva ya tres lustros. Y el gobierno de Macri no supo ni ordenar ni sincerar la situación y en cambio aplicó un tarifazo que, aliado a la inflación, provocó rechazo y más pobreza.

Hasta las hormigas que caminan por Oberá saben que la CELO padece de una corruptela crónica. Agravada por un desfile de inútiles administrando las cosas tan mal que lograron que el recurso que sobra, el agua, falte. Y los cortes y microcortes de luz. Y los embargos de la ex EMSA. Y etc., etc., etc.

Sufrimientos sin reclamos. Noticias de algún embargo. Elecciones con modestísima participación. Oficialismos reelectos que hacen lo que quieren. Y así va pasando la vida.

Qué es eso que sucede mientras el socio, está en otra cosa…



Por Walter Anestiades