Pagó a los choferes y se levantó el paro: CM reclama subsidios y tarifa a $50 pero reconoce que «no se va a fundir» sin esos aportes y el boleto a $40

Ayer a las 18 hs, se levantó el paro de choferes de colectivos en Oberá. La huelga había comenzado temprano en reclamo porque parte de los salarios no habían sido pagados. En horas de la tarde, la empresa Capital del Monte abonó a sus empleados y la medida de fuerza fue levantada. 

El paro fue bien utilizado por concesionaria local que, en horas del mediodía brindó una rueda de prensa responsabilizando al intendente Carlos Fernández por el perjuicio causado a los usuarios ya que éste, durante la campaña, vetó el aumento del boleto prometiendo conseguir un subsidio para cubrir la diferencia de 10 pesos entre el boleto vetado y la tarifa posteriormente aprobada de 40 pesos.

Desde la empresa aseguran que no recibieron los subsidios prometidos por el intendente, que totalizan unos 10 millones de pesos adeudados. Sin embargo, a las pocas horas la firma consiguió el dinero para abonar lo salarios que debía, e incluso señalaron que «la empresa no se va a fundir».

¿Entonces por qué reclama subsidios si puede pagar los sueldos y prestar el servicio sin las subvenciones prometidas?. Aún con el boleto a 40 pesos, 10 pesos menos de lo que reclama y sin los subsidios adicionales comprometidos en campaña, la compañía no corre riesgos de quebrar según las palabras del contador de la misma, Rubén Obermann, y evidentemente le genera ganancias a sus propietarios que, de lo contrario, ya se dedicarían a otra cosa. Cabe recordar que Capital del Monte recibe otros subsidios nacionales del Ministerio de Transporte, además del cobro de la tarifa a los usuarios. El próximo año debería llamarse a licitación para que finalice el monopolio del servicio. 

CM reclama 10 millones en subsidios: «Hago responsable al intendente por este paro… la empresa no se va a fundir pero está perjudicando al usuario»