Denunciaron maltratos a su hija en la escuela y ahora deberán pagar una multa de 30 mil pesos

Ocurrió en la EPET Nº 13 de San Javier. Los padres de una alumna de 14 años denunciaron a la institución por maltratos que recibió la joven. 

“Echaron a mi hija del colegio sin darnos ningún tipo de respuesta”, aseguraron los tutores.

Según una denuncia radicada en la Comisaría por Mariela N. C. de 35 años, madre de una adolescente que concurre a la EPET de San Javier, a su hija la echaron del curso tras faltar a la clase por que estaba enferma. La chica padecía una dolencia intestinal, por el cual el médico le otorgó un certificado, para que hiciera reposo. La recomendación médica o certificado, fue enviado a la escuela por Whatsapp, el cual luego los directivos se excusaron y manifestaron que no vieron, no estaban, no recibieron etc.

El punto es que cuando la alumna vuelve al colegio, luego de estar enferma, la profesora Mari G. la recibe diciendo: «No estas en la lista, ni tenés que estar en el curso. Si vas a vivir enferma mejor ni vengas».

Frente a todos los alumnos del curso la profesora siguió humillando a la adolescente, advirtiendo a los demás alumnos; «No le presten sus hojas, por que después si les roba no vengan a llorar». Estas palabras constan en la denuncia realizada ante la policía.

El día siguiente, martes 31 de agosto, los padres se dirigen al colegio, dónde intentan entablar un diálogo con los directivos. “Fuimos a intentar dialogar con el director y fuimos agredidos físicamente y verbalmente por la profesora y el preceptor de ese establecimiento”, aseveraron a Revista Enterate.

Según los denunciantes, apenas llegaron, un preceptor le pregunto; «¿Qué hacen en la escuela?, por lo que el padre acota que querían hablar con el director. El preceptor responde: «¿Qué quieren?. El director no está, tienen que hablar con la profesora».

Dentro del establecimiento, Jorge O. F padre de la alumna, se encuentra con la profesora y le pide explicaciones de lo sucedido, la docente le responde de inmediato: «Ustedes no tienen derecho a reclamar nada acá».
Dicho esto, cortó todo tipo de diálogo con los padres, quiénes según la denuncia fueron sacados del instituto a empujones por la profesora y el preceptor. Mientras lo sacaba la misma profesora Mari G. le habría dicho al hombre «A usted lo hago volar, yo tengo plata»..

El 6 de septiembre los padres se reúnen en la dirección de la Escuela Provincial de Educación Técnica Nº 13 con el director del establecimiento y la secretaria, con el fin de elaborar un acta sobre lo sucedido.
Muchas explicaciones no dio el Director, sólo manifestó que no se labró el acta el día que los padres fueron a reclamar por lo que paso con la chica, por que él no estaba en el lugar y todos estaban muy nerviosos. Después ya no se pudo seguir el diálogo, por que los tutores realizaron una denuncia, cosa que no hacía falta.

En cuanto a la denuncia realizada en la Comisaría de San Javier, no obtuvieron ninguna respuesta. Pero si el juzgado se expidió rápidamente, ordenando a los padres a pagar una multa por estos hechos.

“En el juzgado nos dieron una resolución absurda. Por la denuncia nosotros tenemos que pagar una multa, por ir a reclamar los malos tratos con nuestra hija”, dijo la madre de la chica.
El Juzgado de Paz de San Javier consideró que había falta de mérito en la denuncia, y condenó a los denunciantes a pagar una multa de mas de 30.000 pesos.

“La adolescente está muy traumada”, contaron sus familiares. “No quiere salir a la calle, no quiere hablar con nadie, tiene mucha angustia por todo lo que sucedió”.
La madre comentó que quieren hacer una denuncia en otro lugar, desde otra ciudad, porque en San Javier, según los tutores de la menor, la justicia no es independiente y todo se arregla. Aún más si se trata de personas influyentes en la sociedad.

No es el primer caso de malos tratos de la profesora Mari G. Llegaron a nuestra redacción audios de padres, cuyos hijos sufrieron malos tratos por parte de la misma docente, incluso los propios padres cuando fueron a hablar con la misma, se negó a atenderlos.

Revista Enterate