Pichetto: “Juntos por el Cambio vino para quedarse… el pueblo votó contra el pobrismo estructural”

El Auditor General de La Nación, Miguel Ángel Pichetto, habló sobre la derrota del Frente de Todos en las PASO y poniendo el foco en posibles cambios en el Gobierno, sostuvo que “si las cabezas van a rodar” deberían empezar por “los gerentes de la pobreza”.

“JxC es una coalición que vino para quedarse y no debe subestimar noviembre. El voto tiene múltiples causas, creo que el factor económico fue gravitante en esta elección. Se sale por el lado del trabajo y sin los gerentes de la pobreza que se llevan la plata”, dijo en una entrevista este martes.

“Yo he sido siempre un actor de la gobernalidad. El pueblo en esta elección votó contra las ideas viejas de la Argentina, votó en contra del pobrismo estructural. Se dio cuenta que el plan eterno no sirve”, agregó. 

“Si tiene que rodar alguna cabeza, la de los gerentes de la pobreza deberían empezar a revisar. Hay algunos que están en la Casa de Gobierno y no hacen ninguna autocrítica. Por esos van a ir”, denunció Pichetto en declaraciones para Radio Mitre

Al respecto, opinó: “Creo que el frente del pobrismo estructural de la Argentina y de los planes ha sido derrotado. La misma gente pobre ha votado en contra del modelo del asistencialismo. El domingo ha sido derrotado el control social de Axel Kicillof”.

También opinó sobre la “debilitada estructura del Gobierno” tras las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias: “Hay un tema de liderazgo. Cristina Kirchner también está afectado por la derrota en la provincia de Buenos Aires, que era su bastión electoral”.

Sobre la imagen de Alberto Fernández, el Auditor General de La Nación dijo: “Su palabra y su discurso ha quedado impactado, fundamentalmente por lo que ocurrió en Olivos. No hay nada más fuerte que una imagen”.

Bajo la misma línea, reconoció: “Están en una crisis. Por eso tampoco se sabe para qué lado va la Argentina, si habrá un marco previsible o un pensamiento corto de acá a noviembre. Habrá que ser razonable con la visión que quieran imponer“.

Asimismo, insistió en que a Fernández “le faltan dos años para terminar su mandato y el Frente de Todos que es una coalición política, van a tener que coexistir y ver cómo resuelven este proceso. Tiene que ordenar las cuentas públicas y buscar un discurso”.

Manteniendo el foco sobre la política actual del Gobierno, que como mencionó antes Pichetto habría llevado al oficialismo a una dura derrota en las PASO, remarcó: “El Gobierno tiene este bicefalismo de poder que hace muy difícil el ejercicio”.

Con respecto a los resultados obtenidos por los partidos opositores, indicó que todos ellos “tuvieron el mérito de mantener la unidad, de hacer un esfuerzo y trabajar para ganar la elección”. “Dejaron la discusión para darla en el Congreso”, precisó.