Perini presentó un proyecto para crear el Programa “Inclusión Tarefera”

Los destinatarios de este beneficio serían aquellos trabajadores que integran el “Registro Único de Tareferos de la Provincia de Misiones”, creado en el marco de la Ley VIII-N° 57.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las familias tareferas, garantizándoles el acceso a la canasta básica alimentaria y la compatibilidad de su trabajo con cualquier otro Programa nacional o provincial, la diputada provincial Giuliana Perini, del Partido Agrario y Social (PAyS), presentó un proyecto de Ley a través del cual plantea la creación del programa “Inclusión Tarefera”.

El Programa funcionaría bajo la órbita del Ministerio del Desarrollo Social, la Mujer y la Juventud de la Provincia y otorgaría al trabajador tarefero una ayuda económica mensual de $15.000, que se pagaría a través de una tarjeta  emitida por el Banco Macro.

Perini explicó que el proyecto de Ley pretende resolver la situación en la que se encuentran los trabajadores de la tarefa misionera, quienes fueron beneficiados por una ayuda económica nacional que nació en el año 2018: “Esta asistencia económica hoy en día presenta numerosos inconvenientes en cuanto a la distribución y asignación a sus titulares y por otra parte, las familias beneficiadas no alcanzan a cubrir sus gastos diarios con el monto que le es asignado. Es por eso que planteamos un nuevo programa que resuelva estas problemáticas y dé una reorganización a los registros de beneficiarios”, señaló.

La diputada del PAyS precisó que los tareferos consiguieron un beneficio que alcanza a unas nueve mil familias que actualmente se dedican a la cosecha de yerba mate. Esta ayuda, recordó Perini, nació del trabajo conjunto entre organizaciones y movimientos sociales junto al sector tarefero a partir de la mesa de diálogo con el gobierno del entonces presidente Mauricio Macri.

Destacó en ese sentido que la entonces CTEP –hoy Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP)- motorizó este reclamo que trajo a Misiones más de 400 millones de pesos anuales que se vuelcan al consumo e impactan en la economía interna.

“Es por ello que como Estado debemos conocer las demandas reales de los sectores sociales. Creemos necesario conformar espacios de intervención con mesas de diálogos y/o negociación serio, sincero y responsable con los distintos actores sociales, económicos e institucionales en un marco: político, técnico, económico, jurídico e institucional; tendientes a alcanzar soluciones inclusivas, ambientalmente sostenibles, productivamente rentables”, manifestó Perini en los fundamentos del proyecto.