“Conozco la realidad de los municipios, soy una herramienta importante para nuestro gobernador”, dijo Fernández asegurando que “no estamos alineados con el Estado nacional”

El intendente de Oberá y precandidato a diputado nacional por el Frente Renovador de la Concordia, Carlos Fernández, habló de su candidatura.


El jefe comunal aseguró que no es kirchnerista: “Podemos tener alianzas con el Estado nacional, ideas con el Estado nacional, pero no estamos alineados con el Estado nacional. Vamos a defender y trabajar por los misioneros”, afirmó, agregando que “conozco la realidad de los municipios del interior, de la provincia y de la capital. Creo que soy una herramienta muy importante para el gobierno provincial, para nuestro gobernador Oscar (Herrera Ahuad), de poder gestionar, de poder llevar la palabra de este espacio político a la discusión seria, sana, con entendimiento de resolver los problemas que tenemos en Misiones”, dijo en una entrevista con Misiones Online TV.

Además, Fernández aseveró que Misiones “se distinguió a nivel nacional” porque en medio de la pandemia por el coronavirus, “pudo sostener su actividad económica”, a causa del cierre de las fronteras.

“La plata de los misioneros quedó en la provincia, creció la provincia en base al esfuerzo de cada trabajador misionero, desde el minifundista hasta el empresario más importante de la provincia, con nuestros productos y en eso tenemos que trabajar, en la defensa de ellos”, ratificó.

Por otro lado, apoyó la decisión del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) de limitar las nuevas plantaciones del producto insignia de las chacras misioneras. “Hay una cadena productiva y de trabajo detrás de todo esto de muchas personas, sectores sociales. Y en eso debemos cuidar nuestra sociedad, de que podamos seguir viviendo en armonía, en paz, ayudándonos entre todos”, dijo.

“No tenemos cientos de productores de miles de hectáreas de yerba, tenemos muchos productores con pocas hectáreas de yerba. Hay que poder mantener eso, que se sigan quedando en su chacra, que sigan disfrutando de una vida sana porque la realidad de vivir en una chacra es diferente de vivir en una ciudad, las necesidades son diferentes y debemos mantener ese equilibrio de pensar en todo. Y este proyecto misionerista apuesta a eso, que podamos vivir en armonía, que podamos vivir en paz, con el consenso general de nuestra sociedad”, dijo.