Boher pidió que se cobre tasas de alumbrado, barrido y recolección sólo a quienes tienen los servicios: “Oberá brilla pero nada más en las plazoletas y en las avenidas del centro”

Así lo manifestó el abogado local, Duilio Boher, que además sugirió imitar a Capitán Sarmiento que redujo las tasas municipales duplicando la recaudación.

Fue durante la Audiencia Pública realizada para tratar el Reglamento de Mensura y el Código Fiscal Municipal. La misma comenzó en ese orden de temas con una veintena de oradores.

Boher manifestó que la reforma es “claramente inoportuna en este contexto económico, con niveles de pobreza en Oberá superiores al 60%. Los trabajadores están haciendo malabares para llevar a fin de mes”, señaló, puntualizando que se debe “lidiar con los 180 tributos que hay en el país”, además de “la enorme carga que reporta el nefasto impuesto inflacionario. Los emprendedores y empresarios que son los dadores de trabajo, sufrieron los coletazos durante mucho más tiempo de lo necesario”, enfatizó respecto a la cuarentena estricta, asegurando que la mayoría de esas medidas fueron inconstitucionales por la “irrazonabilidad entre los medios elegidos y los fines propuestos, y por ser emitidas por autoridades que no tenían la competencia para establecerlas”, dijo.

Recordó además que existen rubros económicos totalmente cerrados por las decisiones arbitrarias de los gobiernos, señalando que muchos bajaron las persianas en este contexto generando grandes pérdidas de empleos genuinos. “No basta con lanzar una tardía moratoria, el daño sufrido fue mucho más grande que eso”, indicó agregando que la reforma del Código Fiscal “no toma en consideración” esta situación “por lo que es inoportuna”, insistió, mencionando que la municipalidad durante 2020 (el peor año en la historia económica del país) tuvo un superávit fiscal de 119 millones, además de haber recibido 210 millones más de coparticipación en lo que va del año, respecto al anterior, por lo que consideró “una urgencia inexistente” la reforma del Código Fiscal. 

“El proyecto debería haber estado precedido de una extensa fundamentación y análisis detallado responsable de las variantes tributarias que expliquen por qué es necesario (la reforma), y nada de eso se tiene, tampoco se expresaron acá los representantes del ejecutivo al respecto. Solicité esa información al Concejo Deliberante, y no se facilitó esa información”, contó sugiriendo que esto se debe a que “carecían de la disponibilidad de información o ni siquiera imaginaban como importante hacer un análisis del tema”, dijo recordando que “es una obligación del gobierno municipal informar, y es un derecho de los contribuyentes saber cómo se invierten y gastan los recursos municipales que son frutos del esfuerzo de los obereños”.

Boher pidió a los concejales que no “impongan una decisión apresurada o inconsulta”, mencionando que el artículo 30 de la Carta Orgánica establece la participación de instituciones como la CRIPCO o el Colegio de Ciencias Económicas, y éstos solo fueron invitados recientemente para un “producto enlatado”. 

El letrado calificó de “peligrosa” la reforma citando al artículo 11 donde “se abren las puertas para que con una posterior ordenanza una inconstitucional y onerosa tercerización del cobro de tributos obereños, prohibida por los artículos 12 y 196 de la Carta Orgánica”, mencionando los rumores de que el nuevo código fue armado para tercerizarlo a un estudio contable de Posadas. 

También resaltó que “la reforma desaprovecha una oportunidad para dotar más sentido común, por ejemplo, que solamente se cobre alumbrado público, barrido y limpieza a quienes efectivamente disfruten de los servicios, todos sabemos que hay sectores enteros de barrios que se le cobra alumbrado y no tienen el servicio, repercutiendo ello en un incremento claro de la inseguridad de muchas personas”, ejemplificó aseverando que “Oberá es la ciudad que brilla pero nada más en las plazoletas, y en las avenidas del centro”.    

Además mencionó que se les cobra a los locales gastronómicos (golpeados por la crisis) por las mesas y sillas que ponen afuera de sus locales. “Esos sin sentidos hay que cambiarlos, sacarlos”. Por último, Boher enfatizó que el estado municipal “le complica a los obereños que desean vivir, educarse y emprender con la excesiva burocracia”, además de “cuantiosas multas” por normativas exageradas establecidas durante la pandemia. “La reforma es una mala copia que no sirve al progreso de los obereños”, cerró Boher sugiriendo que se tome el modelo de Capitán Sarmiento, en la provincia de Buenos Aires, que redujo de 120 a 30 el número de tasas y recaudó en plena pandemia el doble, para luego bajar aún más, a solo 9 tasas.   


 

2 comentarios sobre “Boher pidió que se cobre tasas de alumbrado, barrido y recolección sólo a quienes tienen los servicios: “Oberá brilla pero nada más en las plazoletas y en las avenidas del centro”

Los comentarios están cerrados.