El Gobierno le dio 48 horas a las provincias para que endurezcan las restricciones

Cerca del Presidente observan con preocupación la falta de controles. Si no lo hacen, actuará la Casa Rosada.
El Gobierno observa con preocupación la falta de controles en las 24 jurisdicciones del país. Desde el pasado viernes entraron en vigencia una serie de medidas que tenían como objetivo reducir la circulación pero en buena parte del país las mismas no se cumplen.

Por este motivo, y ante la posibilidad de implementar nuevas restricciones ante la escalada de casos, la Casa Rosada les dará un “dead line” de 48 horas a las provincias para que endurezcan las medidas. Si estas no implementan controles más severos, lo hará el Gobierno, según confiaron fuentes oficiales.

Es que en este contexto, hay una disputa política fuerte ya que nadie quiere asumir el costo político de implementar medidas restrictivas y el Gobierno nacional y las provincias se pasan la pelota para ver quién termina siendo el responsable del cierre. Todo en un contexto sanitario complejo, con más de 27.000 casos en el último martes y un sistema de Salud que está al borde del colapso.


Son varios los puntos que preocupan a las autoridades nacionales. Entre otras cuestiones, la Casa Rosada observa que no se cumplen las restricciones de horario nocturnas ni el cierre de bares y restaurantes.

En medio de esta situación, el martes por la noche Alberto Fernández y su gabinete analizaron medidas restrictivas. Está en estudio poner en pausa toda actividad recreativa, aunque sí se mantendrían abiertos los comercios y se sostendrá la presencialidad en las aulas para no interrumpir el proceso de aprendizaje de los nenes y adolescentes. TN