Le hicieron el “cuento del tío”, sacaron un crédito a su nombre y ahora debe $250 mil en el banco

René de Souza y su familia resultaron damnificados con la sustracción de dinero del cajero automático mediante un ardid tan viejo como, en este caso, efectivo. “Nos tocó vivir un hecho desgraciado”, expresó el hombre. Relató que todo comenzó el viernes a la noche cuando llaman a su casa donde trabaja su hermana comentando que había ganado un premio de una suma determinada y un teléfono celular. “La gente que le llamaba hicieron todo el verso, le dijeron que tenían que tener una cuenta para poder acreditar la plata. Entonces mi señora le dijo que ocupe la de ella”, comentó. Agregó que fueron al cajero, pusieron la tarjeta, brindaron el número de DNI y con esos datos “hicieron el asalto a la cuenta de mi señora”.


De Sousa sostuvo que sacaron “una suma importante de dinero”. “Fue una cosa desgraciada, no esperábamos esto”, se indignó.

Señaló que la supuesta empresa se mantenía comunicada con las mujeres a través del teléfono cuando estaban en el cajero. Le pidieron los datos y se los pasaron para poder acreditar la plata en la cuenta y con eso fue suficiente para consumar el engaño.

A la mañana siguiente, cuando la esposa le comenta lo sucedido el marido le advirtió que se trataba de una estafa. “Todo pasó por ese minuto de desesperación por ir a ver si el premio era cierto. No tuvieron la viveza ni la idea de que eso podía tratarse de un robo”, lamentó.

Luego hicieron gestiones para conocer qué fue del dinero que tenían que retirar, de un préstamo que tenían pre aprobado. “Era un préstamo digital. Hicieron una trasferencia de cuenta. La plata lo sacaron y ahora tenemos que pagar el crédito”, señaló De Souza.

Al hacer la denuncia correspondiente en la sede bancaria, en la entidad les dijeron que eso era “un caso más de todo lo que pasan. Que tienen cerca de 40-50 denuncias por estafas de esa misma magnitud. Nos recomendaron realizar la denuncia para que sea presentada en la Justicia”.

El damnificado mencionó que ahora tienen que pagar el importe de más de 250 mil pesos. “Es un préstamo de 75 mil pesos, más el Incentivo Docente, el adelanto de sueldo y varias cargas de teléfono que se hizo con la tarjeta de ella. Sumado todo el monto y los intereses, tenemos que pagar durante 5 años lo estipulado por el banco. Más de 250 mil pesos que tenemos que pagar”, concluyó.

 

 

Fuente: Cable Norte Televisión / N6