Presentaron proyecto para implementar atención en lengua de señas en organismos públicos provinciales

OBERÁ. La diputada provincial del PAyS, Giuliana Perini, presentó un proyecto en la Cámara de Representantes de Misiones, proponiendo crear en organismos públicos Provinciales, servicio de atención en Lengua de Señas para personas sordas.

El mismo fue presentado dentro de la Comisión Niñez, Género, Familia y Juventud, el pasado 26-09 acompañado por los diputados Carlos Goring, Isaac Lenguaza y Martín Sereno.

 

En los fundamentos, la legisladora argumenta que “En la provincia de Misiones las estadísticas sobre población hipoacusica del año 2010 arrojaba una cifra de 29.390 personas que padecen esta disminución de la capacidad auditiva. En la República Argentina viven más de un millón de personas sordas, y en el mundo se calculan unos 360 millones. Entre 700 y 2.100 niños al año nacen con deficiencias auditivas que desde la estadística representan cinco de cada mil nacimientos en sus versiones de sordera parcial o total: 87 y 13 por ciento, respectivamente.
Estos datos sobre la población vulnerable a la cual pretende proteger esta ley nos revelan que un alto porcentaje de la población tiene una limitación para desenvolverse tanto en los ámbitos laborales como en la cotidianeidad de realizar trámites burocráticos. En este contexto resulta imperioso generar dispositivos para dar respuestas a las distintas situaciones que deben enfrentar las personas con disminución auditiva, por ejemplo, llamar a un servicio de emergencia, a los que generalmente se accede por medios telefónicos.
El sistema estatal debe brindar contención y acompañamiento a las personas hipoacusicas. Muchos ciudadanos quizás nunca se han preguntado cómo las personas sordas son entendidas por el médico del hospital, por la secretaria de Tribunales, por el Policía, por la
empleada municipal, de Anses, de la obra social, y demás personas con las que deben relacionarse”.

Continúa: “Sin embargo el problema es más frecuente de lo que supone y enfrenta a quienes lo padecen en la angustia de tener los caminos de la comunicación bloqueados frente a sus limitaciones.
Trabajar la inclusión no es solamente identificar la problemática sino también tratarla y generar políticas que incorporen soluciones inclusivas brindando herramientas que faciliten la vida de las personas, como así también dar facilidades a sus familiares, amigos o cualquier persona que quiera aprender lenguaje de señas.
Un punto muy importante a tratar en la presente ley es la generación de fuente laboral a la gran cantidad de traductores en lengua de señas que tenemos en la provincia y no pueden aplicar sus conocimientos en el campo para el cual están capacitados, son los verdaderos intérpretes, formados y capacitados por establecimientos educativos de certificación nacional que nuevamente se encuentran fuera del sistema laboral.
Los intérpretes son un verdadero puente de comunicación entre las personas sordas y el resto el mundo. La cultura sorda es tan amplia que cada país posee su propia Lengua de Señas y la carrera de un intérprete es tan prestigiosa como la de un traductor público.
En los últimos años, la Comunidad Sorda Argentina realizo múltiples acciones tendientes a proteger la defensa de su lengua y de su cultura. El reconocimiento lingüístico permitió que hoy la LSA sea considerada una lengua completa, con una estructuración gramatical compleja al igual que toda lengua hablada y que se la valore como lengua de intercambios. La legislación internacional en esta materia es sólida y avala la educación bilingüe intercultural para sordos como una propuesta que respeta y promueve los derechos de las personas. Más protección encuentra esta temática si hablamos de menores a los cual la convención sobre los derechos del Niño es clara al manifestar que “El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la
ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés
superior del niño”, fundamenta.

 

En su alocusión en la Cámara de Representantes, Perini señaló:

El motivo del presente proyecto es atender una necesidad que padecen las personas sordas e hipoacusicas:
Hacer un trámite en oficinas públicas representa una odisea para ellos:
• Hospitales, bancos, dependencias municipales, judiciales, universidades, NO cuentan con interpretes que dominen el lenguaje de señas, por lo que personas sordas o que padecen distintos grados de hipoacusia solo llegan hasta los mostradores, pero no pueden trasladar sus necesidades ni cumplir con sus trámites.
• Esta gran barrera para comunicarse, representa un obstáculo que dificulta y limita la libertad de acceso y comunicación de estas personas haciendo que se sientan discriminados y con sus derechos vulnerados.

Esta incomunicación los aísla y orilla a convivir siempre con otras personas sordas, generando así una cultura apartada del resto, con sus propios códigos e idioma.
CREEMOS que la lengua de señas constituye un pilar necesario para la interacción diaria y para el acceso a la información. Sin embargo, al ser tan limitado el conocimiento de este sistema de comunicación las personas con discapacidad auditiva tienen diversas dificultades.

Para reducir esta brecha y garantizar una mayor inclusión consideramos necesario la creación del Servicio de Atención en la Lengua de Señas, para PODER incluir a las personas sordas en la sociedad y ser su medio de expresión.

Ante lo expuesto solicito a mis pares me acompañen con el voto positivo en el presente proyecto.

 

 

ARTÍCULO 1.- Créase el Servicio de Atención en la Lengua de Señas para personas sordas e hipoacúsicas en los organismos públicos Provinciales.
ARTÍCULO 2.– Son Objetivos de la presente ley:
a) Facilitar el acceso a la salud a pacientes con hipoacusia
b) satisfacer demandas de comunicación, equiparando las oportunidades para personas
que padecen esta discapacidad, garantizando el acceso a los ámbitos de la salud, educación,
justicia, seguridad, en todo el territorio provincial
c) Incorporar profesionales intérpretes con formación académica de nivel terciario y superior.
ARTICULO 3.– Determinará el Poder Ejecutivo en su reglamentación la Autoridad de Aplicación correspondiente.
ARTICULO 4.- Deberá la Autoridad de Aplicación reglamentar la presente en un término de noventa (90) días desde su promulgación.