Por la inflación y las lluvias, se dispararon los precios de las verduras

La papa aumentó bruscamente debido a las lluvias y a la falta de producción.

Otra vez, el precio de las verduras está por las nubes. Productos esenciales como la cebolla se venden desde 330 pesos por kilo en los grandes supermercados de Oberá, y las papas duplicaron su valor de venta al público esta semana, para pasar de 100 a 185 pesos. El morrón roja se disparó a 780 pesos mientras que le verde a 610 en un conocido supermercado de avenida Beltrame. 

En el primer caso, el encarecimiento se le atribuye al efecto de la inflación, que eleva los costos de producir la verdura, mientras que en el segundo se habla de escasez de oferta. Otros artículos que hoy están fuera de estación, como el pimiento o la manzana, siguen con precios elevados. De todas formas, subrayan que en algunos de los casos la situación tendería a mejorar en el corto o mediano plazo.


Otros productos fuera de estación, se mantienen bastante caros. El pimiento, por ejemplo, se vende a 950 pesos por kilo pero llega a 1.400 pesos por kilo cuando se trata de la variedad amarilla. Otro ejemplo es el de la manzana, que llega incluso a los 550 pesos por kilo en las verdulerías locales.

“Efecto inflacionario”

El director del Mercado de Abasto de Río Cuarto, Ernesto Guevara, ofreció algunas explicaciones en torno a los precios de horatlizas y frutas.

«Hay un efecto inflacionario general que acompaña todo esto. Siempre hay alguna razón vinculada con lo estacional o climática en as zonas de producción. Pero también la inflación afecta la estructura de costos, flete y demás. Lo bueno de las verduras y hortalizas es que, a diferencia de muchos otros productos, bajan sus precios”, aseguró el funcionario.

Guevara sostuvo que hoy en día la nota es que “un kilo de cebolla sale lo mismo que un kilo de frutilla”, una relación que para nada es habitual en cuanto al precio de estos dos productos.

De todos modos, indicó que en el corto o el mediano plazo debería bajar el valor de lla hortaliza.

“Ahora, empezó a bajar la cebolla en las zonas de producción, porque empezó a crecer en Santiago del Estero, que es lo que está empezando a entrar a las verdulerías. En los próximos días, se verá en las verdulerías”, señaló el funcionario.

“Si sigue a buen ritmo la producción de Santiago del Estero, seguirá bajando el precio”, agregó.

Baja en la oferta

En cuanto al precio que alcanzó la papa, en los últimos días, sostuvo que se trata de un fenómeno puntual marcado por la baja en la oferta de producto.

“Estamos en un hueco entre la producción de papa de Villa Dolores y Balcarce, provincia de Buenos Aires, y hoy está entrando algo del norte. La producción es bastante escasa y esto repercute en el precio. Quizá tarde un poco más en bajar que la papa, pero la expectativa es que baje en el corto a mediano plazo”, señaló Ernesto Guevara.

“Veníamos con productos de verano como el tomate y pimiento, que pasaron bastante bien el invierno y ahora van a subir un poco. De todos modos, no será tan fuerte porque hay buena producción”.