CANTOS DE SIRENA

En estos días y a medida que se aproximen las elecciones 2023, iremos viendo y escuchando a través de medios comprados, las grandes propuestas de la renovación.

Que no solo serán de obras públicas, sino también de algún proyecto de ley que durmió durante meses o años el sueño de los justos y ahora el Sr Feudal, se lo deja presentar a algún diputado/a que lo votó para ejercer la presidencia del Cuerpo legislativo.
Tanto sean proyectos de obras públicas como leyes aprobadas, ninguna tienen viso de continuidad después de las elecciones, ya que en el caso de los primeros son el resultado de la improvisación y el apuro y las otras deben ser reglamentadas por el poder ejecutivo, que dicho sea de paso, también necesitan la venia del Sr Feudal.

La renovación es un feudalismo opresor que solo se libera a si mismo e influye sobre cabezas ahuecadas por ideas sin fundamento.

La renovación es un agujero negro sin proyecto, el único que tiene es lograr más poder para comprar más voluntades y llenar los bolsillos de sus jefes, derramando sobras para seguir el ciclo.

Por Ing. Eduardo Serra.
Pte. U.C.R Oberá.