El presupuestario de la justicia tendrá 48% de aumento en 2023

Este martes, la presidente del Superior Tribunal de Justicia, Rosanna Pía Venchiarutti Sartori, concurrió acompañada por el administrador general, Nestor Oscar Moroz, y la directora de administración, Liria Beatriz Schunke a la reunión de la Comisión de Presupuesto, Impuestos, Hacienda y Asuntos Económicos.

El presidente de la Comisión, Lucas Romero Spinelli, recibió a las autoridades judiciales y le cedió la palabra a la Primer Magistrada quien detalló actividades del Poder Judicial que no sólo demostraron cómo se invirtió el prepuesto que se aprobará el año anterior sino la proyección para el 2023.

Basado en tres ejes el Poder Judicial mostró un presupuesto austero, enmarcado en la necesidad de mantener y continuar los proyectos que consoliden la modernización del Poder Judicial para brindar un mejor servicio de justicia.

En la presentación se hizo hincapié en que el Poder Judicial no es sólo el Superior Tribunal de Justicia y los juzgados sino que está compuesto por dependencias activas y que hacen también al funcionamiento del mismo, que son: el Consejo de la Magistratura; el Centro de Capacitación y Gestión Judicial; el Centro Judicial de Mediación; el Cuerpo Médico Forense; la Secretaria Tecnológica Informática; la Biblioteca; la Dirección de Administración; la Secretaría de Apoyo en Investigaciones Complejas; y la Dirección de Arquitectura.

La presentación del presupuesto tiene su basamento en tres ejes:

1.- Digitalización y despapelización, de la mano de la permanente capacitación para generar recursos humanos idóneos cada vez más actualizados.

2.- Puesta en funcionamiento de nuevas dependencias.

3.- Búsqueda de descentralización.

El presupuesto prevé un incremento del 48 % que contempla, además de nuevos puestos a cubrir, la informatización y capacitación para los empleados, cuestiones que son sumamente importantes para avanzar en la digitalización de expedientes, un proceso que avanza paulatinamente pero sin pausa en la búsqueda de la despapelización del Poder Judicial.