El Gobierno devuelve 40.000 planes sociales dados de baja por incompatibilidad

Tras el fuerte reclamo que incluyó un “piquetazo” frente al ministerio de Desarrollo Social y una protesta en el Puente Pueyrredón, el Gobierno oficializó este viernes la compatibilidad entre las becas Progresar otorgada por la Anses ($7.400) y el programa Potenciar Trabajo ($25.600). 

 
Las protestas de esta semana de los movimientos sociales se dieron luego que la Secretaría de Economía Social, a cargo del líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, avanzara con la baja a 40.000 beneficiarios que percibían fondos del programa Potenciar y que además cobraban los del Progresar, un subsidio destinado a los jóvenes más vulnerables para que se capaciten, aprendan un oficio y evitar el “desenganche escolar”. 
 
Frente a esto, las autoridades anunciaron la compatibilidad establecida en la resolución 1640 firmada por el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. 
 
El artículo primero establece “que la percepción del incentivo otorgado a la población destinataria del “Programa Progresar, creado por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 84 del 23 de enero de 2014 resulta compatible con el ingreso y la permanencia de los mismos como titulares en el “Potenciar Trabajo” y la percepción del Salario Social Complementario a partir del 1° de 1° de agosto de 2022″.
 
Entre los considerandos de la resolución de hoy se indica que “en el marco del proceso reordenamiento y mejora continua del Potenciar Trabajo”, a través de tareas de supervisión se observó la necesidad de clarificar la compatibilidad de ambos programas, toda vez que el “Progresar” se encuentra destinado a promover la finalización de los estudios obligatorios, el inicio de la formación profesional o la educación superior, mientras que el “Potenciar Trabajo” se orienta a contribuir al mejoramiento de la empleabilidad y la generación de nuevas propuestas productivas, a través de la terminalidad educativa, la formación laboral y la certificación de competencias”.
 
“Esta decisión se sustenta además en evaluaciones técnicas y profesionales, las cuales incluyeron el relevamiento de información con jóvenes y referentes de organizaciones territoriales, autoridades gubernamentales y religiosas que permitieron evaluar con otra perspectiva las situaciones de las y los jóvenes”, precisa el texto. 
 
Referentes de distintos movimientos sociales habían denunciado en los últimos días la incompatibilidad de los programas Progresar y Potenciar Trabajo. “El programa Potenciar Trabajo y las becas Progresar no tienen que ser incompatibles. El recorte anunciado perjudica a 40.000 jóvenes. Le reclamamos al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que dé marcha atrás con esta decisión”, había escrito el fundador de Unidad Piquetera y diputado nacional Juan Marino en su Twitter. 
 
En ese sentido, la resolución ministerial plantea que “en el marco del proceso reordenamiento y mejora continua” del Potenciar Trabajo, “se observó la necesidad de clarificar la compatibilidad de ambos programas”, dado que el Progresar se encuentra “destinado a promover la finalización de los estudios”, mientras que el Potenciar Trabajo se orienta a “contribuir al mejoramiento de la empleabilidad y la generación de nuevas propuestas productivas”. (DIB) FD