Arpobaron proyecto de Rovira y Pigerl declarando Monumento Natural a la especie Carayá Negro y Dorado

Ayer, la Legislatura declaró Patrimonio Histórico y Cultural a las Ruinas de la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria.

Por otra parte, gracias a proyectos presentados por los diputados Carlos Rovira y Héctor Pereyra Pigerl, el Parlamento misionero declaró Monumento Natural Provincial y de Interés Público a la especie Carayá Negro y Dorado, con la finalidad de lograr su preservación, conservación, reproducción, y de evitar su extinción; y también se efectuó modificaciones legislativas para actualizar la denominación, corregir los estándares de protección, y jerarquizar a todos los monumentos protegidos de la fauna misionera, entre los que se incluye al mono aullador rojo.

En los fundamentos de su propuesta, Rovira resaltó las políticas de cuidado y conservación de la biodiversidad que permanentemente promueve el Gobierno de la provincia y argumenta en los fundamentos que, “el carayá rojo o mono aullador rojo (Alouatta guariba), una especie endémica del Bosque Atlántico que se extiende entre Argentina y Brasil, fue incluido entre los 25 primates más amenazados del mundo, en una lista que publican cada dos años la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y la Sociedad Internacional de Primatología (IPS)”.

“Es la primera vez que un primate que habita en Argentina aparece en el listado, titulado Primates en Peligro, que se confecciona con el objetivo de generar un llamado de atención a los organismos gubernamentales para que tomen medidas ante la inminente extinción de las especies incluidas”, explica el legislador en los fundamentos.

Por su parte, Pereyra Pigerl precisó en la sesión que, “el mayor riesgo que tenemos es el ‘mascotismo’ y queremos evitar esta práctica en Misiones, porque los primates son importantes en un ecosistema fuerte, es por eso que necesitamos y queremos la jerarquización de las especies”.