Alberto pidió “no darle más espacio a los cultores del odio que se valen de la libertad de opinar para difamar y desalentar al pueblo»

El Presidente cerró la 67° Convención de la Cámara Argentina de la Construcción (Comarco), donde agradeció al sector por acercarse a la convocatoria del viernes en repudio al atentado a Cristina Fernández de Kirchner y remarcó que “ver a los empresarios argentinos comprometidos con la institucionalidad” y “repudiando la violencia”, es un acto de “madurez política”.

El Presidente inició su discurso de cierre agradeciéndole al titular de la Unión Industrial Argentina Daniel Funes de Rioja por acercarse el viernes a Casa Rosada, pese a que era el día de la industria y preveía celebrarlo, para repudiar el intento de homicidio contra la Vicepresidenta y aseguró: “La memoria democrática no recuerda una imagen tan tremenda como la que vivimos cuando alguien martilló una pistola a escasos centímetros de la cabeza de la Vicepresidenta. Haya sido consecuencia de un milagro o un fallo mecánico el homicida no logró su objetivo y eso nos alienta a poder reflexionar lo ingrato del hecho que nos deja al descubierto el tiempo en el que vivimos”.

En la Convención de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), en el predio de La Rural, en el barrio porteño de Palermo, bajo el lema “Construyamos con impacto, las obras nos trascienden”, junto al presidente de la entidad, Gustavo Weiss, el mandatario agradeció a los empresarios su “compromiso con el sistema republicano y la convivencia democrática”, después del ataque sufrido por la Vicepresidenta.

Sobre el atentado, aseguró que el hombre que intentó asesinar a la Vicepresidenta no es un “monstruo” o alguien que “nació marcado para ser asesino”; por el contrario “es un joven, un miembro de nuestra nación, nuestra comunidad, nuestro país, que un día se ubicó a los márgenes de nuestra democracia, lleno de odio, de violencia, de rencor y rompió nuestro pacto de convivencia”, apuntó el Presidente y agregó: “Hace mucho años observamos como los discursos de odio, las expresiones violentas fueron volviéndose moneda corriente entre nosotros”.

Y volvió a apuntar contra los medios de comunicación: “Una decena de personas cuelgan bolsas mortuorias de las rejas de la Casa de Gobierno, a cada una de ellas les ponen nombre y apellido para que la intimidación surta efecto; algunos medios de comunicación corren presurosos para difundir la escena y hasta lograr el testimonio de los autores del montaje, extraño modo de llamar a la barbarie”.

En ese contexto, el Presidente pidió “no darle más espacio a los cultores del odio, a los que se valen de la libertad de opinar para difamar y desalentar al pueblo, a los que se encumbran en la democracia solo para desprestigiarla con discursos que no dejan de repudiarla y a los que siembran la violencia con el solo objeto de enfrentarnos”.

A su vez, el jefe de Estado consideró que el pedido de condena contra la Vicepresidenta en la causa Vialidad “bastó para que dirigentes opositores alcen discursos impiadosos en redes sociales y en medios de comunicación y para que un diputado se monte en el hecho reclamando la pena de muerte para la acusada”.

El mandatario sostuvo que la política no debe ejercerse bajo la premisa de “ellos o nosotros”, como había expresado el diputado liberal Ricardo López Murphy, sino que el pueblo argentino está compuesto por “todos y todas”.

“Todos los argentinos debemos sinceramente reflexionar sobre lo acontecido y contribuir desde nuestro sitio a una mejor convivencia entre todos. El recuerdo del derrocamiento del presidente (Hipólito) Yrigoyen y la forma en que la democracia nos fue arrebatada hace exactamente 92 años hoy nos puede servir. Es un espejo que nos alerta”, subrayó Fernández.

Resaltó que “forjamos los cimientos de esta democracia con memoria, verdad y justicia; supimos unirnos para salir con más democracia cuando alguna crisis militar, política, económica, nos desafió”.

Por otra parte, Fernández reseñó que “hoy nos ha dejado (la periodista) Magdalena Ruiz Guiñazú y debemos recordar su trabajo comprometido en la Comisión Nacional por la Desaparición de Personas (Conadep). Forjamos los cimientos de esta democracia con memoria, verdad y justicia. Supimos unirnos para salir con más democracia cuando alguna crisis militar, política, económica, nos desafió”.

“Dijimos Nunca Más. Y cuando dijimos Nunca Más, no le dijimos Nunca Más solamente a la dictadura militar, las desapariciones y la tortura. Le dijimos Nunca Más al odio, a la violencia, a la persecución, a los desencuentros. A la falta de justicia y de debate democrático”, subrayó.

Sobre la reunión de Camarco, el jefe de Estado señaló su coincidencia con el lema elegido para la Convención de 2022, ‘Construyamos con Impacto. Las obras nos trascienden’. “Es hora de impactar en la realidad para que empiecen a generarse los cambios que la Argentina viene demandando desde hace mucho tiempo”, dijo.

De la convención participaron también el jefe de Gabinete, Juan Manzur; Dan Restrepo, estratega político y asesor del expresidente demócrata de Estados Unidos Barack Obama; funcionarios del Gobierno nacional, empresarios del sector, representantes de entidades y referentes sindicales.

También disertaron en diferentes paneles el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; su par de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y la presidenta de Aguas y Saneamiento Argentino (Aysa), Malena Galmarini.