La Justicia descarta la teoría de que Sabag Montiel actuó solo: peritará el teléfono de cuatro amigos

En el primer día hábil tras el intento de asesinato de Cristina Kirchner por parte de Fernando Andre Sabag Montiel del pasado jueves 1 de septiembre, la causa judicial que tiene a cargo María Eugenia Capuchetti avanza en el descarte de la tesis del “lobo solitario” y, por el contrario, profundizará sobre la posibilidad de que no haya actuado solo en la planificación y ejecución del atentado a la Vicepresidenta.


Los acontecimientos de las últimas 48 horas determinaron un giro en la causa: el formateo del celular de Sabag Montiel durante uno de los intentos por extraer información, el análisis de las filmaciones de las cámaras de seguridad en los alrededores de la vivienda de Cristina Kirchner y la detención de la novia del principal acusado, Brenda Elizabeth Uliarte.
La PSA terminó esta tarde el peritaje sobre el celular y ya está de vuelta en poder del juzgado. Fuentes judiciales confirmaron que “el aparato estaba vacío” y que “trabajaron sobre la memoria del teléfono y sobre la tarjeta SIM, donde hay información de los llamados”.
Además, esta tarde cuatro amigos del atacante declararon y entregaron a la Justicia sus teléfonos celulares. Como hay secreto de sumario en la causa, no trascendió qué dijeron.
Las claves de la investigación por el ataque a Cristina Kirchner
• Tras la información recabada, crece la hipótesis de que Fernando Andre Sabag Montiel no actuó solo en la planificación y ejecución del atentado contra Cristina Kirchner.
• El teléfono celular del atacante fue formateado y hay acusaciones cruzadas entre la PFA y la PSA. Se evaluó la posibilidad de pedir asistencia técnica a EEUU.
• Brenda Elizabeth Uliarte, novia de Sabag Montiel, fue detenida tras la recolección de evidencias en cámaras de seguridad y redes sociales que indican que acompañó a su pareja el día del ataque.
• Aníbal Fernández defendió el accionar de la PFA, tanto en la custodia de la Vicepresidenta como en el manejo de la evidencia recolectada.
Cómo fue la cadena de custodia del celular de Sabag Montiel
El celular de Fernando Andre Sabag Montiel partió a la sede de Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) con el custodio del juzgado de María Eugenia Capuchetti y el secretario de la causa. Este último se bajó en el camino, de modo que el custodio, que iba con el sobre abierto y el celular en modo avión cuando llegó a la PSA, entregó el aparato al personal. Fue en el cuando enchufaron el equipo que les apareció la leyenda de un formateo del teléfono.
En el juzgado afirman que no hubo acceso en forma remota al teléfono porque estuvo en modo avión desde que fue secuestrado, y creen que el reseteo pudo haberse producido por la multiplicidad de intentos de acceder al equipo luego de la manipulación que hicieron especialistas de la Policía Federal Argentina (PFA), que fue la primera fuerza de seguridad que intentó extraer información del dispositivo.
En la mañana de este lunes se evaluó la idea de enviar el celular a Estados Unidos para avanzar en la investigación, luego de las dificultades técnicas surgidas. Sin embargo, la medida no fue ordenada ni dispuesta de modo formal.
El rol de la novia y las cámaras de seguridad
La Policía detuvo el domingo por la noche a Brenda Elizabeth Uliarte, novia de Fernando Sabag Montiel, el atacante de Cristina Kirchner, en la estación Palermo del ferrocarril San Martín. La detención fue ordenada a raíz de evidencias en cámaras de seguridad y en redes sociales. Según el registro, el día del ataque Sabag Montiel y Uliarte llegaron juntos a las inmediaciones del edificio de Recoleta donde reside la Vicepresidenta. Los investigadores sospechan que la joven de 23 años fue cómplice.
En paralelo, también se analizaron filmaciones de las cámaras de seguridad aledañas a la casa de la Vicepresidenta para reconstruir todo el recorrido de Sabag Montiel. Se busca responder a tres preguntas básicas: cómo llegó al lugar, qué camino hizo y si fue solo o acompañado.
Otra incógnita que intentan develar es si entre los militantes que esperaban a la Vicepresidenta al momento del ataque había más personas que podían llegar a atentar contra ella.
‘Lobo solitario’ y respaldo a la custodia: el relato del Gobierno
El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, había quedado en el ojo de la tormenta por las fallas de la custodia de la Vicepresidenta. Este lunes, manifestó: “Creemos que los protocolos se han cumplido, los custodios actuaron como corresponde”.
En tanto, sobre el tema del celular de Sabag Montiel, explicó: “El teléfono se envió en una bolsa de Faraday (recipiente en que crea un campo electromagnético nulo, que bloquea señales del exterior) y el juzgado nos dio un recibo que dice que el celular fue recibido con la cadena de custodia intacta. Hasta ahí llega nuestra tarea”, agregó.
Por su parte, el sábado, el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Agustín Rossi, afirmó que no había ninguna alerta previa sobre el atacante y sugirió cuál sería la principal hipótesis que tiene el Gobierno: “Todo indica que estamos frente a un lobo solitario, alguien que por sí mismo armó todo sin demasiada logística”, dijo.