Brasil desplazó a Argentina y pasó a tener la carne más barata de la región

La Argentina ya no tiene la carne vacuna más barata de la región y ese lugar fue ocupado por Brasil, según el último informe realizado por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea. En el estudio, también se analizaron los precios de Uruguay y Chile, que siguen siendo más elevados que las cotizaciones domésticas, aunque la brecha se redujo notablemente en el caso de la nación trasandina.

“Se trata de un tema particularmente relevante, considerando el peso que tiene este producto en la cultura de consumo local y los intentos que ha desplegado el Gobierno, a partir de distintas intervenciones sobre el mercado de exportación, para desacoplar los precios internos de sus valores de paridad internacional”, indicó el reporte elaborado por Juan Manuel Garzón y Tobías Lucero, en referencia al cerrojo exportador impuesto por el Ejecutivo nacional. El hecho de que Brasil sea el principal exportador mundial pone en crisis el argumento de que exportando menos la carne será más barata en el mercado interno.

En el informe se analiza a estos 4 países, dado que todos pertenecen a la misma región, entre otras similitudes que los asemejan. Allí se actualiza la comparación de precios de este alimento desde comienzos del 2020.

 

Precios promedio de 8 cortes bovinos analizados durante la primera quincena de agosto. (Fuente: Ieral de la Fundación Mediterránea)
Precios promedio de 8 cortes bovinos analizados durante la primera quincena de agosto. (Fuente: Ieral de la Fundación Mediterránea)

Así, durante la primera quincena de agosto, se realizó un relevamiento de precios online en los supermercados, para así poder incorporar a Brasil en la comparación, ya que a diferencia de los otros 3 países no cuenta con información de fuentes oficiales o entidades de la cadena cárnica.

La conclusión más importante es que Brasil es actualmente el país con los precios de la carne bovina más bajos de los 4 países analizados, a diferencia de relevamientos anteriores en los que Argentina ocupaba ese lugar (2020, 2021y principios del 2022)”, señalaron.

En efecto, el valor promedio, en este caso de una canasta de 8 cortes de calidad media/alta, se ubicó en torno a los $1.547 por kilo en Brasil, seguido muy de cerca por Argentina donde se encontró un valor de $1.557. Mientras que para Uruguay y Chile se tienen valores bastante más elevados, que se encuentran en un promedio de $1816 y $1938 por kilo, respectivamente. Los cortes analizados fueron colita de cuadril, lomo, bola de lomo, peceto, cuadril, vacío, aguja (sin hueso) y nalga.

“El hecho que Argentina haya dejado de ser el país con la carne bovina más barata de la región, perdiendo ese liderazgo frente a Brasil, no sorprende por varios motivos, factores estructurales y también elementos de la coyuntura económica de los países”, señalaron en el informe.

Entre las razones más importantes, mencionaron que Brasil es actualmente el primer exportador del mundo, superando a Estados Unidos y Australia, lo que refleja una importante competitividad de costos.

En tanto, la carne bovina se encareció en dólares en Argentina debido al atraso del tipo de cambio oficial respecto a la inflación, que ocurre desde mediados de 2020, según consignaron. Esto, explicaron, también ha ocurrido en otros países de la región, incluido Brasil. Pero esa apreciación en términos reales ha sido de un 20% en Argentina contra el 5% de la nación vecina.

 

Comparación con Uruguay y Chile

 

En tanto, el informe hizo una comparación complementaria entre Uruguay, Argentina y Chile. En este caso, basada en información de organismos públicos e instituciones mixtas.

Allí se muestra que, durante el mes pasado, el precio medio de esta canasta de cortes era de US$ 9,76 por kilo en Uruguay y de US$ 8,67 en Argentina. Es decir, en promedio, la carne local fue 11% más barata que en Uruguay. En este caso, se incluyeron 15 cortes.

Esta brecha se está ampliando nuevamente, considerando que promedió un 27% en 2020, un 11% en 2021, pero en el inicio del año 2022 se había cerrado hasta llegar al 3%, siempre a favor de Argentina. De todos modos, debe advertirse que, en otros años, la carne era más cara en Argentina que en Uruguay (+18% en 2015 y +8% en 2016)”, describió el estudio.

La comparación con Uruguay es más dificultosa porque ambos son exportadores netos, aclararon. Mientras Argentina tiene más cantidad y disponibilidad de materia prima para alimentar al ganado, la nación limítrofe dispone de una economía más estable y previsible, con una menor inflación y más crédito, además de costos de capital más bajos.

En la comparación con Chile, basada en precios de organismos públicos y/o entidades representativas del sector, se incluyen 13 cortes a nivel consumidor final. “Se observa que, en julio de 2022, el precio medio de esta canasta en el país trasandino era de US$ 10,40 por kilo, mientras que en Argentina era de US$ 9,88. Para el mes de referencia, la carne bovina era un 5% más barata que en Chile”, detallaron.

“Aquí también se encuentra que la brecha sigue siendo favorable a la Argentina, aunque se ha reducido significativamente considerando que en los últimos tres años (2019 al 2021) estuvo en el orden del 30% promedio”, consideraron.

Al respecto, concluyeron: “Es de esperar que la carne bovina cueste menos en Argentina que en Chile. El primer país es exportador mientras que el segundo es importador (neto). De hecho, el país trasandino compra carne en varios lugares de la región, entre ellos, en Argentina”.