Tombolini dijo que la inflación “es una cuestión de percepción”: “Uno se fija en lo que aumenta más»

El secretario de Comercio detalló que “uno se fija en lo que aumenta más que la inflación, entonces te parece que todo aumentó más”. Aseguró que buscará “cuidar los dólares a través del control de las importaciones”.
Luego de que se conociera la inflación de julio, de 7,4%, la cual se posicionó como la cifra más alta desde abril de 2002, el secretario de Comercio, Matías Tombolini, consultado sobre la posibilidad de que los alimentos hayan aumentado por encima de la inflación dijo que eso es una “cuestión de percepción”.

“Uno se fija en lo que aumenta más que la inflación, entonces te parece que todo aumentó más”, sostuvo el funcionario en radio AM 990.“Las frutas y verduras tienen un componente de orden estacional. Allí es importante entender que depende lo que compremos, uno se fija en lo que aumenta más. Entonces, ¿qué te parece? Que todo aumentó más. Hay una cuestión de percepción que juega ahí”, analizó el economista.Para Tombolini es “incorrecto” creer que la inflación se resuelve desde la Secretaría de Comercio y aseguró que el abordaje también debe incluir la macroeconomía “al reducir o cumplir la pauta fiscal, tratar de que no se disparen los gastos respecto de los ingresos, bajar el nivel de emisión monetaria, fortalecer las reservas y mejorar el superávit de comercio”.

Tombolini le pidió a las empresas importadoras que cumplan con los pactos
El secretario de Comercio aseguró que se abocará en dos temas: cuidar los dólares a través del control de las importaciones y relanzar Precios Cuidados. Con respecto al primer punto, planteó que buscará que los dólares al tipo de cambio oficial no sean utilizados para comprar insumos o mercadería que luego se venda al precio del paralelo o por encima de la inflación.

También indicó que no cree en los congelamientos de precios y remarcó que antes de salir a sancionar “hay que dar un marco para que se corrija el error”. Sin embargo, sostuvo que se sentará a ver qué están importando para justificar ese accionar porque “en la fila de gente que necesita dólares hay muchos con argumentos válido” y advirtió: “No va a ser cosa que estén usando los dólares oficiales para generar diferencial de ganancias, para ganar todavía más que lo razonable dado el esfuerzo de los argentinos para mantener el tipo de cambio al valor que está el oficial”.En ese sentido, llamó a trabajar sobre los incentivos y destacó que “lo que más le duele a un incumplidor no es la multa, sino que le toquen el bolsillo”. Aseguró que no pretende “armar un club de amigos” con los empresarios, sino que quiere discutir intereses.

 

TN