Gasoil: “No hay perspectivas de que la situación pueda mejorar… nos culpan por las fronteras, pero en octubre del año pasado hicimos reclamos»

Así lo afirmó el Presidente de la CESANE, Faruk Jalaf. A lo largo de los últimos días se han intensificado los reclamos por el faltante de gasoil en diversas provincias del país, especialmente en aquellas ubicadas en el norte argentino. Todo esto en momentos de intensa actividad de cosecha en producción de granos y de economías regionales. El conflicto atraviesa a los productores, contratistas rurales y al transporte de cargas.

El paro de los transportistas es encabezado por los integrantes de Transportistas Unidos de la Argentina (TUDA), Autoconvocados Unidos, y del Sindicato Único de Trabajadores de Administraciones Portuarias (SUTAP). Los principales reclamos son el normal abastecimiento de combustible y a precios similares a los de Capital Federal, acceder sin problemas a los insumos como neumáticos y repuestos, cuya escasez se ha profundizado en los últimos meses, y una actualización de la tarifa de flete ante el aumento que vienen registrando los costos de la actividad.

El Gobierno con la intención de encontrar una salida al conflicto, convocó ayer a la tarde a los organizadores de la protesta a una reunión en el ministerio de Transporte. La misma fracasó porque los transportistas decidieron no participar ante la ausencia del titular del área, Alexis Guerrera. Según informó ese ministerio, “los manifestantes no pudieron ponerse de acuerdo entre ellos con quienes iban a asistir a la reunión en representación del grupo, logrando así no asistir a la convocatoria realizada por el gobierno nacional y provincial al diálogo”. La reunión “no se realizó porque éstos no asistieron”, agregaron en Transporte.

El Presidente de la CESANE, Faruk Jalaf habló al respecto con RADIO STOP y dijo “nos hemos reunido con distintas federaciones, tratando temas como el faltante de gasoil, los paros de transportistas y la perspectiva sobre si mejorará o no la situación no se ven nada buenas”.

Desde CESANE, indicó que la situación podría alivianarse “cuando pase el invierno. Lamentablemente la ciudad de Buenos Aires es gran monstruo necesita mucha electricidad, gas, como no tienen suficiente gas les corta gas a cammesa. El gas proveen pero para domicilios, a las empresas las cortan”.

Se mostró molesto por la situación y comentó “nos culpan a nosotros por las fronteras, pero en octubre del año pasado hicimos reclamos por medio del Gobernador, 3 meses antes de diciembre donde ya habíamos planteado y pedimos más cupo pero denegaron totalmente diciendo que no había cupo ni faltante”.

Fuimos la primera provincia en presentar mayor consumo de combustible post pandemia “nosotros transmitimos el pedido al Gobernador quién ese mismo día hizo el reclamo acompañado de una carta que hicimos, pero no nos contestaron hasta hace 20 días, recién se enteraron que faltaba combustible”.

“Pasaron 8 meses y no hay solución, estamos todos complicados, la provisión de alimentos, las cosechas, todo. Los camiones no llegan a destino, no se puede ni traer ni llevar mercadería” lamentó.

Indicó que hay gasoil pero a precio diferente “es 50 pesos más caro pero no nos dejan agregar ese valor que nos subieron, tenemos no podemos vender más de lo que está en el surtidor”. La situación se ve complicada y no hay buenas perspectivas por lo que las estaciones optan por racionar la provisión “racionamos lo que nos toca para que todos tengan poquito y llegue a cada usuario porque no se sabe cuándo tendrá fin esto”.

Estimó que mientras no mejore el invierno y continúe el frio en Buenos Aires no disminuirá el consumo de gas por lo que no habrá abastecimiento regular en zona norte del país.

El desabastecimiento pasa por el gas y el gasoil, por lo que la nafta no presenta problemas por estos momentos.