Bienes Personales: Espert, el PRO y los radicales impulsan un proyecto para subir el mínimo a 10 millones

La iniciativa apunta a “subsanar el error cometido” en diciembre pasado con la aprobación de los cambios al gravamen. Es impulsada por el PRO, la UCR y José Luis Espert.
Diputados de Juntos por el Cambio y el liberalismo presentaron este miércoles un proyecto de ley para “subsanar el error cometido” a fin de año con la aprobación de las modificaciones sobre el impuesto a los Bienes Personales. Los cambios sancionados en diciembre elevaron el mínimo no imponible, pero aumentaron la carga tributaria sobre los patrimonios más altos.

La iniciativa fue presentada por diputado nacional y miembro de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (PRO), con el acompañamiento de diputados de Juntos por el Cambio, Cristian Ritondo, Martín Tetaz, Rogelio Frigerio, Gerardo Milman, Facundo Manes, Ricardo Lopez Murphy, y de Avanza Libertad, José Luis Espert.

El proyecto estuvo impulsado por la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y sería la segunda iniciativa conjunta presentada con legisladores del liberalismo, aunque de espacios distintos: la semana pasada, los llamados “halcones” del PRO anunciaron con Javier Milei (La Libertad Avanza) un proyecto para reducir el IVA al 18%, lo que generó enojo en el resto de Juntos por el Cambio.

Bienes Personales: qué dice el proyecto presentado por Diputados de Juntos por el Cambio y el liberalismo
La iniciativa presentada este martes propone aumentar el mínimo no imponible del Impuesto sobre los Bienes Personales a $10 millones, cifra que se acerca a los u$s100.000 (al cambio oficial Banco Nación, sin impuestos).

La ley sancionada a fines de diciembre -en un clima de enorme tensión entre oficialismo y oposición- elevó el mínimo no imponible de $2 millones a $6 millones. Es decir, quien tiene patrimonio (autos, propiedades) por $6 millones o más deberá pagar. La vivienda familiar de uso permanente queda excluida de ese cálculo si no supera los $30 millones de valuación fiscal.

El texto de Juntos por el Cambio y José Luis Espert, en cambio, plantea un incremento del mínimo no imponible para casa-habitación a $60.000.000.

“Se solicita la derogación total de cualquier delegación de facultades en el Poder Ejecutivo para incrementar las alícuotas que afecten a bienes situados en el exterior, ya que quedó demostrado que los contribuyentes afectados, en lugar de optar por repatriar activos, han mudado su residencia permanente a otros países donde la presión fiscal sobre el ahorro y el patrimonio se encuentra en niveles razonables”, señalaron los diputados.

Con la ley sancionada en diciembre, para los bienes en el exterior se mantuvo la alícuota de 2,25%, que iba a ser “transitoria” por dos años. También se habilitó al Gobierno a implementar incentivos para la repatriación de esos capitales.

La norma fue aprobada primero en Diputados, donde Juntos por el Cambio (que había forzado la sesión) no alcanzó los votos necesarios para bloquear los cambios del oficialismo al proyecto original por la ausencia de tres legisladores, dos de ellos fuera del país.

En el Senado, en medio de una fuerte polémica por el modo en el que alcanzó el quórum, el Frente de Todos sancionó la ley con ayuda de una senadora de la oposición que hasta ahora había votado en sentido contrario al oficialismo.