Ingeniero obereño se mudó a Alemania y hace delivery: «tuve que vender mis máquinas para venirme a Europa»

 

Se trata de David Poliszuk de 30 años, ingeniero civil oriundo de Oberá que se mudó hace 4 meses a Leipzig, Alemania tras conseguir la ciudadanía polaca. 

Son muchos los argentinos que dejaron el país para irse a Alemania con una visa de trabajo y ganar cinco veces más repartiendo comida. 

El joven contó en una entrevista a La Nación que se fue por la situación económica de la Argentina y actualmente trabaja 3 o 4 horas al día haciendo delivery, dinero que le alcanza para vivir y pagar la renta de su departamento, mientras estudia alemán con un subsidio del gobierno.

Poliszuk relató que tuvo varios trabajos en Argentina e incluso emprendió con una pyme para hacer casas de madera en Oberá, pero «no me fue bien, ahorré muchos años para comprar máquinas, después tuve que vender todo para venirme a Europa», contó mencionado que tuvo muchas propuestas de trabajo en Alemania pero la barrera es el idioma, razón por la «que hago delivery 3 o 4 horas por día, con eso me alcanza para vivir, tengo mi departamento», añadió, mientras estudia alemán todas las mañanas «que es un plan que el gobierno me paga, porque son muy tentadoras las ofertas de trabajo que me hicieron acá como ingeniero», aseveró. 

Otro ingeniero argentino presente en la entrevista, Federico, en este caso químico, señaló que gana entre 1800 y 2000 euros mensuales repartiendo comida.     

Además Ornella, una contadora rosarina, describió las razones por las que dejó el país para irse a Alemania a hacer deliverys con bicicletas eléctricas: «La verdad que estaba bien pero no veía un futuro en Argentina, no veía un auto, una casa, y salió esta oportunidad de una visa, dejé todo y me vine para acá. No tenemos problemas de plata, ni de seguridad». La rosarina contó que gana alrededor de 2 mil euros por mes mediante el delivery, pagando 450 euros de alquiler. «Para vivir son unos 150 euros más», aseguró.  

2 comentarios sobre “Ingeniero obereño se mudó a Alemania y hace delivery: «tuve que vender mis máquinas para venirme a Europa»

Los comentarios están cerrados.