Ayudan a conseguir la ciudadanía italiana a los argentinos que quieren irse

La paranaense Claudia Passarella vive en Europa desde hace seis años y está radicada actualmente en Calvello, Italia, donde se dedica a gestionar trámites de ciudadanía italiana para aquellos argentinos que deseen emigrar.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Passarella sostuvo que ante el coronavirus “se sigue controlando pero acá ya están vacunando a mucha cantidad de gente; sigue el control, no dejamos de cuidarnos pero ya no hay tantos contagios como antes”.

Contó que “vive en Calvello (provincia de Potenza, región Basilicata), un lugar muy pequeño donde rápidamente me abrieron las puertas porque mi bisabuelo era de ahí, y la verdad es que recibí mucho apoyo y ayuda y me incorporaron a un proyecto de la comuna, que se llama “Cielo” y se basa en un monitoreo de calvellesis en el mundo con una logística interactiva en Europa”.

“Armaron una cooperativa en la que hay muchos originarios de Calvello que no viven allí porque hoy somos 1.904 habitantes, y por eso queremos dar a conocer la comune de Calvello, porque hay muchos que se radicaron en Entre Ríos, más específicamente en Concordia, y la intención es darles la posibilidad de darles a conocer Calvello, su cultura, su economía, y demás”, explicitó.

En ese marco, mencionó que se dedica a gestionar ciudadanías italianas y que trabaja “con abogados en Roma haciendo ciudadanías vía juicio materno, con lo cual ante los problemas de los argentinos para hacer transferencias bancarias les ayudo a efectuar ese tipo de gestiones administrativas para otorgarles la ciudadanía italiana”.

Destacó que “en toda Latinoamérica, no solamente en Argentina, mucha gente tiene la idea de irse a Europa, pero muchas comunas están reacias porque ya saben que al abrirse las fronteras mucha gente intentará hacer la ciudadanía, y eso tendrá muchos efectos. Ya están en los registros civiles trabajando a full porque se están pidiendo muchas actas de nacimientos y de matrimonio y hay muchas demoras en las entregas. Por eso estamos tratando de alivianar un poco el trámite y encaminar a la gente para que lo hagan lo más rápido posible y que no tengan errores para que no se los rechacen”.

Explicó que “hay dos formas para lograr la ciudadanía: una administrativa donde el interesado debe estar radicado por tres meses en Italia, y para eso puntualmente en Calvello dan los alquileres de 300 euros por mes y un incentivo del 20% del valor del alquiler en una tarjeta para consumir en supermercados o restaurantes; es una forma de retribuir a la gente que quiere hacer la ciudadanía para que conozca la comuna y la den a conocer”.

En contraposición, refirió que “España tiene distintos regímenes para la ciudadanía, porque el español le puede transmitir la ciudadanía al hijo y al nieto si es menor de edad, al ser mayor pierde el derecho. En Italia no hay tope de línea generacional; mientras se compruebe que sos descendiente de un italiano ya tenés derecho a la ciudadanía”.

Comentó además que “en general los italianos que renunciaban a su ciudadanía cuando llegaban a Argentina lo hacían porque tomaban cargos públicos, en el ferrocarril, en los bancos, o las mujeres que eran costureras y trabajan para el Estado; les hacían renunciar a su ciudadanía. Esto cambia siempre y cuando el italiano optara por la ciudadanía argentina, pero si era antes del nacimiento de los hijos, los descendientes no tienen derecho a pedirla”.

Por último, aseguró que “en los últimos dos años y medio hubo muchísimos pedidos de todo el país y también de otros países como Estados Unidos. Hoy se está realizando vía juicio porque no se puede viajar”. “Es notable que hoy las que piden la ciudadanía son muchas familias enteras, antes era más de gente joven y sola, pero hoy se ve que muchas familias se están yendo del país”.

Para comunicarse con Claudia Passarella por este tipo de trámites, su teléfono particular es el +39 380 780 9625 “Con todos los clientes siempre me manejo de forma personal hablando por teléfono o por videollamada, porque en esto se maneja dinero de por medio y hay que ser muy cuidadosos”, concluyó.