$187: El dólar blue sube a cuatro días de las PASO a su máximo del año

El dólar blue subió $3,50 este miércoles y se vendió a $184 para la compra y $187 para la venta en la City porteña. Así, supera el pico del año, de $185, que se había registrado el 23 de julio. El paralelo se despertó luego de las últimas restricciones al dólar financiero y los analistas anticipaban que habría más demanda sobre el segmento informal a medida que se acercaran las PASO 2021, del próximo domingo.

Con ese valor, el tipo de cambio informal queda así a menos de $10 del pico de $195 que marcó en octubre del año pasado. La brecha con el dólar oficial mayorista, que cotizó a $98,01, llega a 90,80%. De esta manera, se acerca cada vez más al máximo de 92% que tocó en el séptimo mes del año.

La dolarización de carteras es un fenómeno habitual en la previa de cualquier elección. Con cepo cambiario e inflación persistente, los grandes inversores y los minoristas buscan resguardar el valor de sus ahorros hasta que se aclare el panorama electoral. Ante la mayor demanda y la escasa oferta, la cotización sube y ya gana cinco pesos en lo que va de la semana. En el año, en tanto, avanza $21.

La escalada del paralelo enciende las alertas oficiales, por el impacto que puede tener no solo como factor de presión para una devaluación del tipo de cambio oficial, sino también por su posible traslado a precios, lo que recalentaría aún más la alta inflación. En julio, el blue en julio había reaccionado al alza luego de las trabas que impuso el Gobierno a la operatoria de dólar financiero. Luego recortó parte de la suba, aunque se mantuvo en valores altos para los registros de los últimos nueve meses -que los analistas creen que serán un nuevo piso- y se recalentó en la previa electoral.

Otro punto que genera preocupación es que el Banco Central volvió a vender dólares en las últimas ruedas. De esta manera, acumula una salida de US$320 millones en lo que va de septiembre y US$670 millones en las últimas dos semanas. Fuentes de la entidad remarcaron que la pérdida de reservas se explicó por la demanda de divisas de los importadores y consideraron que ese pedido de dólares está en valores normales para la época del año. Al respecto, recordaron que el BCRA vendió US$500 millones en las primeras cinco ruedas de septiembre de 2020, un mes que terminó con un saldo negativo de US$1600 millones. Por esa misma época, el organismo endureció el cepo cambiario para frenar el drenaje de dólares.


En 2021, la tendencia vendedora empezó a fines de agosto y se profundizó en los días que siguieron. Agosto año cerró con saldo neutro por la intervención cambiaria, aunque entre enero y julio logró adquirir más de US$7100 millones gracias a las divisas que ingresaron por las exportaciones del campo.

Hace dos semanas, las reservas tuvieron un alivio, aunque temporal, con la llegada de los “fondos pandemia” desde el FMI, que el Gobierno dice que utilizará para cumplir al menos con el vencimientos de fines de septiembre (por casi US$2000 millones) con el propio organismo. El ingreso superó los US$4300 millones y las reservas sobrepasaron por primera vez en casi dos años los US$46.000 millones. Sin embargo, el alivio fue momentáneo ya que, con las ventas de los últimos días ya perforaron ese nivel y cerraron este martes en US$45.895 millones.

En cuanto a las opciones financieras repitieron su habitual movimiento. Subieron con fuerza durante las primeras horas del día y luego se frenaron por las intervenciones de los organismos públicos.

A poco menos de dos horas del cierre, en las pantallas oficiales el contado con liqui (CCL) se muestra neutro en $171,33. De esta manera, mejora 0,6% en el mes y 22,2% en lo que va del año. Se trata del tipo de cambio que surge de la operatoria que permite a los inversores comprar papeles argentinos en el mercado local y venderlos en el exterior para lograr así girar divisas para “atesoramiento”.

Por su parte, el dólar Mep o Bolsa opera estable en $171,20. En consecuencia, aumenta 0,6% en el mes y 22,3% desde inicios de año. Este es un tipo de cambio financiero que funciona de forma similar al “contado con liqui” pero permite depositar los billetes obtenidos a nivel local.