GUSTAVO GONZÁLEZ VS LOS SOCIOS DEL SILENCIO

En Misiones, si se la va de opositor, hay que enfrentarse a los intereses de su señor feudal Carlos Rovira. Los hechos, y no los discursos desesperados de los últimos días de campaña, revelan que el radical Gustavo González es el único que lo hizo. A diferencia de la dirigencia de Juntos por el Cambio, que nunca confrontó con la renovación cuando Macri fue presidente. Y tampoco arropó al alcalde Stellato, como hizo Puerta con el curro del SEM…

Rovira tiene tres objetivos para los comicios que vienen. El primero es que Gustavo González pierda la interna de Juntos por el Cambio. El segundo es que Carlos Fernández, alcalde de Oberá, recupere electoralmente el único municipio en el que fueron derrotados en junio. Y el tercero es retener las dos bancas nacionales que su partido pone en juego.

La interna de Juntos por el Cambio ofrece cinco precandidatos a diputados nacionales:

-Martín Arjol es el candidato de la estructura radical que nunca incomodó a Rovira y que claudicó al terminar votándolo para titular del parlamento provincial. Entre 2007 y 2018 siempre postularon a un radical y argumentaron en contra de la concentración de poder en una sola persona. ¿A qué se debió semejante cambio de postura?

-Hay que ser naif para no haber notado el acuerdo tácito que entre 2015 y 2019 hubo entre el presidente Macri y Carlos Rovira a través de su marioneta, el gobernador Hugo Passalacqua. Fue un trueque: apoyo renovador en el Congreso a cambio de silencio opositor en Misiones.

-Leonardo Stellatto, como alcalde, es el responsable número uno del SEM (Servicio de Estacionamiento Medido) con el que todos los días el estado comunal le mete la mano en el bolsillo a quiénes viajan del interior de Misiones y estacionan sus vehículos en el centro de Posadas. Dimos cuenta de eso en un artículo que publicó este medio, Infóber digital. Pero Misiones Cuatro, el medio de Puerta, se negó a publicarlo. En el SEM la multa le llega al conductor antes que la información necesaria para evitar la infracción. Una verdadera canallada.

Don Miguel de Unamuno postulaba que “el silencio puede ser la peor de las mentiras”.

Gustavo González no hizo silencio. Y, les guste a los demás o no, fue el único que enfrentó a Rovira.

¿No? Preguntale a Rovira.





Por Walter Anestiades