Fariña cuestionó a Alberto Fernández por la fiesta en Olivos: “Yo soy más decente”

Leonardo Fariña, el testigo arrepentido en la causa por “la ruta del dinero K”, que terminó con la condena de Lázaro Báez por lavado de dinero, contó este martes que recibió dos ataques cuando era testigo protegido. “Nunca me arrepentí de haberme arrepentido. Cambió mi posición en la sociedad y mis seres querido” sostuvo.
“Tuve dos atentados presenciales, unos balazos al auto y una vez en el 2017 mi custodia se enfrentó con 6 personas, fueron 104 balas”, contó el exfinancista, en el programa W: Ver y Rever (TN), con el periodista Nicolás Wiñazki
En febrero de este año Lázaro Báez fue condenado a 12 años de prisión al término del juicio oral en el que se lo investigó por maniobras de lavado de dinero por más de 55 millones de dólares entre 2003 y 2015. Sin embargo, hasta que la sentencia quede firme continuará con prisión domiciliaria.
En el caso de Fariña -que abandonó el programa de protección a testigos después de las PASO 2019-, el Tribunal Oral Federal (TOF) 4 decidió condenarlo a 5 años de prisión pero la pena le fue reducida en 3 años respecto de la que le correspondía “por su rol de imputado colaborador”.
Fariña fue detenido en 2014 por evasión fiscal y pasó 2 años y 20 días preso. “Fue la peor experiencia que pasé en mi vida, por eso digo que no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Primero porque la cárcel no sirve, destruye, porque te humilla. Fue uno de los primeros momentos que lloré. Tenía miedo. No sabía con qué me iba a encontrar, y yo sabía que no era un preso más. De hecho hubo episodios extraños en la cárcel”, recordó.
“Yo antes tenía miedo de salir a la calle, por lo que me podía decir la gente. Ahora todo lo contrario. Yo cometí un delito, pero gracias a mi declaración los bienes que el Estado recuperó superan ampliamente el monto de dinero del lavado que hice. Pero lo más importante es que camino por la calle y soy una persona más, no tengo custodia, nunca tuve un problema. Paradójicamente antes de eso sí”, agregó.
El exfinancista también se refirió a un tuit del hoy presidente Alberto Fernández, en el que lo acusó de “indecente e inmoral”. “Si él está convencido debería decirlo en otro ámbito, yo si tengo que decir algo lo digo en la cara. Estamos hablando de una persona que dijo que renunció al Gobierno por la corrupción que había, que se refería a la expresidente haciendo referencia a la corrupción. Ser indecente o inmoral es ser el Presidente, invocar una ley e incumplirla en una fiesta. Yo soy más decente, porque soy confeso y cumplí mi pena”, respondió Fariña.
“Mi riesgo físicamente ya pasó. Pero sí queda vigente la cuestión judicial, siempre estás expuesto a que el vuelto sea ese”, concluyó.