Macri dijo que “el peronismo hoy representa a los que no trabajan” y Argentina vive “un momento muy triste”

El expresidente también habló del contrabando de armas a Bolivia, el gobierno de Alberto Fernández, el rol de Cristina Kirchner, y la interna de JxC.

Mauricio Macri ya le pone el cuerpo a la campaña electoral de Juntos por el Cambio, luego de su “aislamiento político” durante los días álgidos de cierre de listas en los que estuvo en Europa, ausente en las definiciones. En una nueva entrevista, aseguró que “el peronismo hoy representa a los que no trabajan”, sostuvo que Cristina Kirchner “nunca dejó el poder”, algo que consideró que él subestimó, y negó el contrabando de armas a Bolivia para apoyar al golpe que derrocó a Evo Morales en 2019, que además dijo que “no existió”.

“Ellos van a intentar igual, inventar denuncias de todo tipo. Porque la única forma que tienen ellos de esconder un elefante en la calle Florida es llenarla de elefantes. Inventan siempre cosas creativas nuevas, como lo de Bolivia. Un golpe que no existió y un contrabando que no existió. Y ellos van con su denuncia y la repiten y la repiten”, dijo Macri cuando se le preguntó por las diferencias entre la reunión en la quinta de Olivos de la que participaron el presidente Alberto Fernández y su pareja Fabiola Yañez, y el cumpleaños con 70 invitados que realizó Elisa Carrió.

Opinó que la Argentina vive “un momento muy triste. “Hoy en la Argentina la tristeza invade no solo al 41% que quería continuar el rumbo en el que íbamos, sino que esa tristeza va hacia la mayoría de los argentinos”, expresó. Además calificó a Alberto Fernández de “mentiroso serial” y dijo que “la gente perdió la confianza”.

Macri criticó al presidente Alberto Fernández por el manejo de la pandemia y el presente económico, y dijo que tiene “una ineptitud enorme”. “Él con su dedito diciendo que hay que quedarse en su casa. Y encima después de ese tremendo error, que fue un atropello a las libertades, vos ves una estafa inmoral, que él estaba de fiesta con este, con el otro”, disparó. Sobre la posibilidad de iniciar un juicio político al mandatario, consideró que es una tarea del Congreso.

“Hoy tenemos una Argentina sin rumbo. Un Gobierno que no tiene plan y que se jacta de no tener plan. El gabinete se reunió para hablar de la foto en lugar de como reactivar el empleo”, señaló.

Además, afirmó que “el populismo trabaja para generar resignación. Para que creas que no puede haber nada mejor”, y agregó que “el peronismo hoy representa a los que no trabajan”. “Cambiar 70 años de historia no era tan fácil como creímos”, se resignó.

Asimismo, expresó que subestimó el poder que mantuvo Cristina Kirchner tras dejar la presidencia al consideró que “nunca se fue”. “Nunca se fue Cristina. Ella siempre tuvo el poder”, reiteró.

Sobre su gobierno, negó las acusaciones de ser un “endeudador serial” y devolvió la pelota: “El kirchnerismo tiene un récord de deuda”.

“Hicimos todo un trabajo horrible que nos costó perder, pero entregamos las cuentas equilibradas. Explicar el cambio y comprometer a todos con el cambio es un desafío enorme (…) Podemos generar trabajo, a pesar de toda la crisis. Nosotros generamos 1,2 millones de trabajos a pesar de todo. Y este Gobierno destruyó 700.000 puestos de trabajo privado”, expresó.

En lo electoral, volvió a correrse del lugar de definiciones en la interna de Juntos por el Cambio y dijo que está para “colaborar” con todos los que tengan aspiraciones personales. Dejó abierta la puerta a postularse a 2023, pero sin contundencia. “Juntos por el Cambio va a ganar por una mayoría abrumadora”, vaticinó.

“Esta es la elección más importante desde la vuelta a la democracia”, opinó. En la misma entrevista negó que su gobierno haya presionado a los jueces, pese a que reconoció la existencia de la Mesa Judicial.

Y ante un eventual nuevo gobierno de su espacio político, anticipó que “hay que hacer rápido todos los cambios necesarios para que la gente pueda tener trabajo”. Entre esas potenciales medidas habló de “sacar todos los impuestos que crearon” -aseguró que el gobierno de Alberto Fernández creó uno por mes-, y mejorar las condiciones para que los empresarios inviertan.