Aseguran que los salarios promedios en Argentina alcanzarán $85.400 en septiembre

Afectada por el deterioro económico que arrastra la Argentina -agravado en el último año y medio por la pandemia- la gente llegará las próximas votaciones “con el peor bolsillo de las últimas cinco elecciones primarias”, según un estudio de PxQ.

En valores constantes, los salarios formales en promedio se ubicarían el próximo mes en unos $85.400 pesos, a distancia de los $107.600 correspondientes a las PASO de 2015. Sin embargo, la consultora que dirige Emanuel Álvarez Agis estima que el salario tendrá en septiembre una recuperación de 4% con relación al comienzo del año.

En tal sentido jugará la desaceleración de la inflación: las estimaciones privadas a las que tuvo acceso Ámbito coinciden en que el índice de precios se ubicará por debajo de 3% en agosto. Asimismo, la actividad sigue recuperándose, según acaba de señalar el Centro de Estudios de la Producción: la industria muestra una suba del 3,9% en julio frente al mismo mes de 2019.

Las proyecciones de las consultoras son coincidentes en cuanto a que la inflación del mes en curso quebrará el escalón de 3% por primera vez desde septiembre del año pasado y tras un pico de 4,8% en marzo último. La última estimación de Eco Go calcula la suba del índice en 2,8%. En tal sentido, la consultora que dirige Marina Dal Poggetto señala que se observa una desaceleración en el rubro alimentos que en agosto alcanzaría 3,2%, por debajo del nivel de julio (3,8%).

Según el economista Fausto Spotorno, de Orlando Ferreres y Asociados, en las dos primeras semanas el índice registró un incremento de 1,4%, pero “luego se aceleró la suba, estimamos que terminará el mes en 2,5%”.

Ecolatina también proyecta una suba de 2,5% para agosto. Según esta consultora, el rubro gastos en salud impulsó la suba, con un aumento de casi 6%, que fue morigerada por ajustes menores tanto en alimentos como en las tarifas.

Al economista Camilo Tiscornia (C&T Consultores Económicos) señala que “alimentos y bebidas me da un poco por arriba de 2%, que en nuestro caso es parecido al mes pasado”. Bajan frutas y verduras en tanto que las bebidas suben cerca de 4% y la carne 2%. En suma, considera que el índice de precios “seguramente dé abajo de 3%”.

“La inflación de agosto va a estar unas décimas por debajo del 3%” señala Ricardo Delgado. A su juicio, el problema sigue siendo alimentos y bebidas, y también prepagas, expensas y GNC este mes. El titular de Analytica prevé que la desaceleración de la inflación núcleo de julio podría continuar en agosto. De todas formas, advierte que “con esta incertidumbre y nominalidad yendo al 50% no hay margen para que la inflación pueda quebrar el 2,5% mensual”.

Golpeados

“Incluso en un escenario para el segundo semestre de 2021 en el que se incorpora la reapertura de paritarias e imaginando que la inflación continúa por el sendero de desaceleración gradual de los últimos meses, los ingresos de los trabajadores llegarán golpeados a las PASO”, afirma PxQ.

Según las proyecciones de esta consultora, el salario real en septiembre próximo sería el más bajo de las últimas seis elecciones, ubicándose -4% por debajo del nivel de 2019 y -21% con respecto a 2015.

Las series muestran que el salario real viene en caída desde el máximo alcanzado en julio de 2015. Llevándolo a valores de hoy, el salario de aquel entonces equivaldría a $109.000, cuando la última medición del Ministerio de Trabajo (junio) arroja que el sueldo promedio en blanco se ubica en $84.51. Es decir que en el período en consideración el poder adquisitivo del sueldo medio de los trabajadores registrados se redujo -23%.

Tomando como referencia el precio de la carne, señala que el poder adquisitivo del salario medido en kilogramos de asado se redujo 41% contra lo observado en las elecciones legislativas de 2013, pasando de 204 a 120 kilos. Por otro lado, cuando se observan las tarifas de servicios públicos como gas y luz en relación al salario, hoy representan en conjunto 3,1% de un sueldo promedio lo cual se ubica por debajo del 5,6% de 2019 y por encima del promedio de 2011-15 (0,7%).

Para el haber mínimo jubilatorio se observa una dinámica similar, con la salvedad de que tras el aumento que recibirán los jubilados en septiembre próximo, el haber en términos reales será +2.5% superior al de agosto de 2019.

Pero PxQ advierte que “si bien la “foto” es mala en la comparativa histórica, cabe señalar la recuperación en lo que va de 2021: el salario real proyectado a Septiembre 21 estaría +4% vs Enero21”.

En cuanto al empleo, esta variable llegaría en su nivel más bajo del período en comparación, aunque desde el piso de abril del año pasado se crearon 200.000 nuevos puestos de trabajo.

Recuperación

Luego del freno de abril y mayo, asociado a la segunda ola de COVID-19, la actividad productiva continúa recuperándose, de la mano de la baja sostenida de contagios derivada del avance de la campaña de vacunación, señala el último informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP). La movilidad de las personas -que correlaciona fuertemente con la actividad comercial, gastronómica y de servicios culturales- se encuentra en máximos desde el inicio de la pandemia, afirma el centro dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, y destaca que la movilidad al lugar de trabajo ya retornó a niveles del verano de 2020.

En junio la industria volvió a recuperarse tras la caída de mayo con un crecimiento de 11,7% frente al mismo mes de 2019 (y un 19,1% interanual). El índice adelantado de actividad industrial elaborado por el CEP (que toma el consumo de energía sobre la base de CAMMESA) muestra una suba del 3,9% en julio frente al mismo mes de 2019

Con relación al consumo, en julio las ventas reales en precios constantes con Ahora 12 se ubicaron 2,7% por debajo del mismo mes de 2020 -debido a la alta base de comparación por el Hot Sale, que incide notoriamente en las compras de este programa-. Pero si se compara contra julio 2019, las ventas de este año fueron 22,8% superiores. En relación con junio registraron un crecimiento de 6,8%, influido principalmente por las vacaciones de invierno que promovieron aumentos en turismo y deporte.

Fuente: Ámbito