Se fue a EE.UU y fundó una empresa de bebidas orgánicas a base de yerba

Alex Pryor creó Guayaki en 1996 junto a cuatro socios. Su empresa trabaja con comunidades de productores ofreciéndoles un mejor precio y ayudando a restaurar el bosque tropical.
Ahora no es la única. En los últimos años se sumaron varias marcas que venden bebidas a base de yerba mate en los Estados Unidos. Sin embargo, Guayaki es considerada la pionera del negocio en ese mercado. Fundada por un argentino hace 25 años, la compañía no solo busca vender sino que también tiene un objetivo social y ambiental. El año pasado facturó US$ 96 millones, un crecimiento de casi el 100 por ciento desde 2016.

Alex Pryor se crió tomando mate. Y cuando viajó a los Estados Unidos para estudiar ingeniería en alimentos se convirtió en una especie de “dealer” de yerba en el campus de la Universidad Politécnica de California. Incluso su tesis tuvo como protagonista a esta infusión. Al poco tiempo, el argentino había logrado contagiar su entusiasmo por el mate a casi todos sus compañeros y docentes, principalmente a David Karr, quien se convertiría en su socio.



Ambos vieron que había una necesidad de parte de los consumidores estadounidenses de encontrar una fuente de energía más nutritiva que el café. Al dúo se le sumaron tres socios más – Michael Newton, Chris Mann y Steven Karr – y todos emprendieron un viaje recorriendo ciudades e introduciendo los beneficios de la yerba mate. Visitaban tiendas o cafés y se instalaban en la puerta compartiendo muestras de la infusión y vendiendo algunos paquetes.

Para iniciar el negocio consiguieron un préstamo bancario de US$ 50.000. La clave estuvo en el trabajo de Pryor. Él se desempeñaba como mozo en un restaurant y conoció al presidente del banco ahí. De acuerdo al sitio Crunchbase, Guayaki captó US$ 12,8 millones en financiamiento.

“La idea era que podía ser un negocio viable importar el mate bajo tres pilares de sustentabilidad: Comercio Justo, cuidado el medio ambiente y económica”, describió Karr, en una entrevista con Circle of drink en 2012. La idea era asociarse con productores en Argentina, Brasil y Paraguay, pagarles por encima del precio de mercado y asesorarlos para que cultiven con métodos orgánicos y sustentables. Así, aseguran, colaboran con las comunidades locales y protegen los bosques tropicales, al mismo tiempo que ayudan a restaurar esa tierra.


En un comienzo, la compañía vendía yerba, bombilla y mate para preparar la infusión. Sin embargo, el negocio despegó a partir de 2005 cuando lanzaron las botellas de tereré con hierbas nutricionales y jugo orgánico. Rápidamente esta unidad se convirtió en la mitad de sus ingresos. A su vez, en 2009 presentaron las latas que en un año captaron un 10 por ciento del revenue.

La Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (Amcham) le entregó el premio al Nuevo Paradigma Empresario en 2017. Antes ya se había convertido en la primera empresa de yerba mate en obtener el certificado por el Comercio Justo a nivel mundial. Según su último reporte de impacto global, Guayaki ya regeneró más de 145.000 hectáreas de bosque tropical en la región y se planteó como objetivo llegar a los 800.000 para 2030.

CUÁNTO CUESTA
Actualmente sus productos son muy populares en tiendas – está presente en grandes cadenas como Whole Foods, de Amazon -, aunque también cuenta con un mercado online. Ahí vende la yerba mate clásica que vale entre US$ 18 y US$ 75 el paquete, según el tamaño. También el porongo con bombilla a US$ 34,99, mientras que solo la bombilla cuesta US$ 9,99. Por el momento, no se comercializa en Argentina, sino que se enfoca en Estados Unidos y Canadá.

En tanto, las latas de gaseosa de yerba mate, mezclada con jugo orgánico, vale US$ 36,99 por cada pack de 12 unidades. La versión high energy, con 15,5 onzas y 150 miligramos de cafeína cada una, tiene un valor de US$ 39,99.

 

El Cronista