Empresas de Internet a Fernández: “Controlar precios perjudica inversiones y baja la calidad del servicio”

Las empresas de Internet expresaron su rechazo a la idea del presidente Alberto Fernández de declarar como servicio público a esta actividad. Consideraron que para reducir la brecha digital y garantizar la llegada del servicio a todo el país hacen falta condiciones como diálogo con el sector, planificación, competitividad y reglas claras para esta industria.

El Presidente mencionó en un acto que encabezó el lunes en Tecnópolis que “la biblioteca de hoy se llama Internet, ya que la información hay que buscarla allí” y que es “impensable vivir en un mundo donde la conectividad no llegue a todos”. Planteó que hay quienes “se enojan” porque dice que Internet “es un servicio público” y redobló la apuesta: “Que se enojen, vamos a hacerlo un servicio público para que llegue a todos los argentinos y para que no estafen y no roben con las tarifas”.

Desde el sector manifestaron su rechazo a esta posibilidad y respondieron a las acusaciones del Presidente. El titular de la Cámara Argentina de Internet CABASE Ariel Graizer expresó en Twitter que para que la conectividad llegue a todos “de nada sirve declarar Internet como servicio público”. Advirtió: “Como el gas y el agua potable que no llegan a todos, a pesar de serlo desde hace décadas”.

Pidió que haya “industria competitiva y reglas claras para que la inversión privada haga lo que hizo con la telefonía celular, que siendo un servicio en competencia tiene una penetración cercana al 100% de los argentinos”. Mencionó que “hay más de 1200 Pymes y cooperativas que cubren el país dando servicio”.

Mientras que desde la Cámara Argentina de Cableoperadores PyMES (CACPY) aclararon: “Que Internet sea un servicio publico no garantiza achicar la brecha digital”. Advirtieron que controlar los precios “perjudica inversiones y baja la calidad del servicio”. Además salieron al cruce de las acusaciones del Presidente: “Las empresas que brindamos servicios TIC no le robamos ni estafamos a nadie, invertimos a riesgo propio”.

Consideraron que para que en todo el país haya acceso a este servicio “se necesitan una industria competitiva y reglas claras”. Plantearon que “se debe dialogar, planificar, hacer un diagnóstico del problema, articular y trabajar con la industria Tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que genera más de 100 mil puestos de trabajo de calidad”. Advirtieron que “todo lo demás no suma”.

Rechazo de la oposición a la idea del Presidente
El jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta rechazó la idea que planteó el Presidente. Dijo que “lo que tiene que haber es mejor conectividad en el país, clave para trabajar”. Advirtió que si se regula esta actividad como servicio público podría llegar a pasar “no tener Internet, o no con la velocidad que se necesita”. Consideró: “Con esto de querer controlar todo puede terminar siendo peor el remedio que la enfermedad”, en declaraciones a radio Rivadavia.