Destituyeron a una concejal del PAyS por estafas y amenazas

Este lunes, el Concejo Deliberante de Bonpland destituyó a la concejal Cristina Bóveda del Partido Agrario y Social tras haber analizado las denuncias por parte de ciudadanos de la localidad por una serie de situaciones irregulares que la involucran.

Hay supuestas estafas, amenazas y hasta el hurto de un portón de hierro de la ex cooperativa tabacalera Blaza, cuyo encargado denunció que autores desconocidos hurtaron un portón y mencionó en la denuncia que el mismo se encontraba en la casa de la concejal.

La denuncia fue presentada a finales de mayo pasado, y allí el juzgado interviniente ordenó un allanamiento en el domicilio de la funcionaria con resultado positivo ya que el tal como denunció el encargado de la cooperativa el elemento se encontraba en la parte delantera de la casa de la edil.

De acuerdo a datos proporcionados por fuentes policiales son alrededor de 7 causas que tiene la mujer entre las que se encuentran además las denuncias de María V. quien denunció que la concejal junto con un grupo de personas identificadas con un movimiento político llegó hasta su casa donde reside con sus hijos, esposo y una persona de 80 años y les propinaron insultos y amenazas que la hicieron temer por su integridad física y la de los miembros de su familia.

Otras denuncias asegura que la edil le puso candados al lugar donde es un viveros y un puesto de ventas de verduras impidiéndole el ingreso como así también denunció que Cristina Bóveda gestionó planes sociales “Potencial Trabajo” a varias personas a quienes les cobra la suma de $2.500 de carácter obligatorio de manera mensual con la excusa que para una cooperativa.

Estas fueron algunas de las denuncias que se presentaron contra la edil y generaron escándalo en la pequeña localidad de Bonpland, que ahora derivó en el desplazamiento de la edil de su cargo por decisión del resto del cuerpo.

Desde PAyS junto al el Frente de Mujeres del Movimiento Evita Misiones y otras organizaciones sociales, expresaron su “profundo repudio por la persecución que ejerce el Concejo Deliberante del Municipio de Bonpland, hacia la concejal y compañera Cristina Bóveda”.

Las referentes que representan al colectivo de género y disidencias señalaron que la militante social y funcionaria pública “es criminalizada y perseguida” por acompañar y defender a mujeres y personas LGBTIQ+ y por denunciar situaciones de violencias y abuso sexual hacia ellas.

 

Agenciahoy