Trasladarían a Paraguay el barco abandonado en Iguazú que costó 250 millones y nunca funcionó

Estudian trasladar la embarcación de gran porte amarrada en la zona portuaria local, a la costa de Paraguay, donde se construye el puente Integración que unirá las ciudades de Foz de Iguazú y Presidente Franco. Pretenden reactivar el proyecto del hotel casino flotante con la generación de unos 200 puestos de trabajo.

El pasado marzo, el diputado provincial Gustavo González pidió informes sobre el barco que fue comprado durante la gestión de Eduardo Balero Torres, costando 250 millones de pesos pero que quedó abandonado en Iguazú.  

Curro de $250 millones: Piden informe sobre el casino flotante que nunca funcionó y quedó abandonado en Iguazú

Finalmente el barco amarrado en el río Iguazú, en la costanera local, sería trasladado hasta la margen paraguaya de Presidente Franco y reflotar allí el proyecto del hotel casino flotante. Estiman una inversión de unos 60 millones de dólares con un plazo aproximado de concreción de obra siete meses.
De acuerdo a la información del diario Ultima Hora del Paraguay, la intención es instalar, en la zona costera de Presidente Franco, donde se construye el segundo puente con Brasil, en esa zona. El proyecto recibió el acompañamiento del Consulado de Paraguay de nuestra ciudad en el marco de la captación de inversiones extranjeras.
La Compañía Comercial de Turismo, empresa argentina, es la interesada en desarrollar el proyecto. Santiago Lucenti, en representación de la empresa interesada en desarrollar el proyecto, se reunió con el canciller nacional, Euclides Acevedo, para explicar los detalles sobre el casino flotante.
La embarcación tiene 90 metros de eslora (largo), por 18 metros de manga (ancho). Está preparado para funcionar como casino flotante, con hotel y restaurantes. Cuenta con ocho pisos, que pueden albergar 52 habitaciones de cinco estrellas, pileta, solárium y gimnasio, salones de eventos y teatro, y cuatro salones para juego.