Un tercio de los recuperados de coronavirus sufre trastornos de salud mental posteriores

Un estudio de The Lancet mostró cómo la pandemia podría dejar consecuencias para la salud mental.

Según dio a conocer un estudio publicado recientemente en la revista científica The Lancet, 1 de cada 3 personas contagiadas con Covid-19 recibieron un diagnóstico neurológico o psiquiátrico dentro de los seis meses posteriores a la infección.

De la muestra participaron 236.379 pacientes de Estados Unidos que cursaron y superaron la enfermedad, de los cuales el 34% fue diagnosticado con algún desorden psquiatrico y neurológico, sugiriendo que la pandemia podría efectivamente dejar consecuencias para la salud mental.

El informe destacó, asimismo, que el riesgo de desarrollar problemas a largo plazo se incrementa en los pacientes hospitalizados por Covid-19 severo. El 46% de quienes estuvieron en reanimación registraron problemas neurológicos o psiquiátricos seis meses después de estar infectados.

Entre los diagnosticos más frecuentes, The Lancet resaltó que el 17% presentó ansiedad y el 14% alteraciones del humor. Cerca del 7% de los que estuvieron en cuidados intensivos sufrieron un accidente cardiovascular posterior, 2.7% una hemorragia cerebral y alrededor del 2% desarrollaron demencia, contra 1.3%, 0.3% y 0.4% de los no hospitalizados, respectivamente.

Los investigadores también compararon, con los más de 236.000 que tuvieron Covid-19, datos de más de 100.000 pacientes que tuvieron gripe. El riesgo de diagnóstico neurológico o psiquiátrico es en general un 44% más alto tras la enfermedad de coronavirus que después de una gripe, y un 16% mayor que después de una infección de las vías respiratorias.

“Aunque los riesgos individuales para la mayoría de los desordenes estudiados son pequeños, los efectos a lo largo de toda la población podrían ser substanciales”, manifestó Paul Harrison, profesor de la Universidad de Oxford en Reino Unido y autor principal del estudio.