16 municipios misioneros declararon emergencia hídrica

En el caso de Oberá, la semana pasada se declaró la alerta hídrica, un paso previo a la emergencia, debido a la bajante de los arroyos Ramón y Bonito que suministran de agua a los socios de la CELO.  

Las cuencas de afluentes se secan cada vez más por la falta de precipitaciones en la región. Las lluvias –de manera aisladas- llegarían este jueves, pero en la espera crece la demanda de agua. Las comunas piden hacer uso racional del líquido vital.

Dentro de los municipios que ya están en emergencia hídrica se encuentran Cerro Azul, Puerto Libertad, Puerto Esperanza, Campo Ramón, Villa Bonita, Puerto Iguazú, San Antonio, San Javier, Loreto y Concepción de la Sierra, Oberá, Montecarlo, Bernardo de Irigoyen, Pozo Azul, Capioví y San Pedro.