Empresas rechazan que el gobierno intervenga en las telecomunicaciones

Adhirieron a un comunicado del sector que rechaza la decisión de Alberto Fernández de declarar “esenciales” a los servicios de telefonía celular y fija, Internet y televisión paga.
A pesar de encontrarse en plena guerra comercial, compañías chinas y norteamericanas se unieron en un comunicado del sector TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) en rechazo al DNU 690/2020 firmado por Alberto Fernández, a través del cual fueron declarados “esenciales” los servicios de telefonía celular y fija, Internet y televisión paga. De acuerdo con las empresas y cámaras firmantes, la decisión del Presidente supone una modificación inoportuna que tendrá un efecto nocivo para inversores, trabajadores y usuarios. Por esos motivos, le pidieron al Gobierno que “reconsidere” su aplicación.
Sobre la medida anunciada el viernes por Fernández, las compañías expresaron: “Semejante cambio de reglas intempestivo e inconsulto produce un profundo impacto negativo para todos los actores del sector TIC, inversores, sus cientos de miles de empleados en todo el país, en su cadena de valor y en toda la comunidad digital, trasladando incertidumbre a los clientes acerca de la calidad de prestación de los servicios que reciban en el futuro”.
En ese diagnóstico estuvieron de acuerdo la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) y la empresa china Huawei, un dato a destacar en el contexto de una tensa relación comercial entre la potencia norteamericana y el gigante asiático.
Además, en otro pasaje del texto aseguraron que el decreto presidencial “está poniendo un freno a la Industria TIC en la Argentina”, y abre un “serio interrogante dado el antecedente del congelamiento de precios del Servicio de Telefonía Fija durante 15 años (1999/2015)”.
Por otra parte, las empresas firmantes también cuestionaron los motivos expuestos por Fernández para justificar la implementación de la medida. En ese sentido, el Presidente ratificó este lunes en un acto en Pilar su intención de que toda la población tenga acceso a los mencionados servicios, y agregó: “Lo hice porque en gran medida me di cuenta de que, por lo menos en la Ciudad de Buenos Aires, había 6000 chicos que no acceden a Internet. Entonces no les llegan las clases de sus maestros”.
A pesar de que en el comunicado se destacó el objetivo de “alcanzar la universalidad de acceso a todos los argentinos”, se observó: “Decretar servicios públicos a Internet, TV paga y la telefonía celular NO garantiza el acceso a toda la población, y fundamentalmente busca intervenir en la gestión, eliminando incentivos para la innovación y competencia”.
Ante esta situación, pidieron al Gobierno que se “reconsidere esta decisión para restablecer un diálogo franco en el que todas las partes encuentren el camino para conectar a los argentinos y seguir desarrollando una industria de alto valor agregado, generadora de empleos legítimos y con un enorme potencial para el país y su gente”.
Además de AmCham y Huawei, adhirieron al comunicado Claro, DirectTV, Telecentro, Telecom, Telefónica, Asiet, ATVC, Cacpy, CCAC, la Cámara de Comercio Argentino Finlandesa, la Cámara de Comercio Italiana en la República Argentina, la Cámara Española de Comercio de la República Argentina, Cicomra, GSMA, Express, Red Intercable y Sion.