INTA dispuso ocho laboratorios para diagnosticar coronavirus

BUENOS AIRES. El organismo integra grupos de investigación para desarrollar un kit serológico y un inmunoterapéutico.

“Como parte del sistema de ciencia y tecnología nacional, el INTA colabora con ANLIS-Malbrán con su equipamiento y experiencia”, aseguró Ariel Pereda, director del Instituto de Patobiología de INTA Castelar. Entre las colaboraciones se destaca una reciente entrega de reactivos de laboratorio para la detección del coronavirus en cultivo celular.

INTA seleccionó ocho laboratorios en todo el país para que, en caso de que el sistema de salud pública lo requiera, estén disponibles para realizar análisis por PCR en tiempo real, técnica actualmente utilizada en la Argentina y recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A su vez, una decena de científicos calificados se capacitaron de manera virtual con el ANLIS-Malbrán y la Organización Panamericana de la Salud.

Kit serológico e inmunoterapéutico

El INTA participa en el desarrollo de dos herramientas urgentes.

El kit serológico permite evaluar el impacto de la enfermedad mediante el análisis de los rastros que deja el virus en el sistema inmune de la persona que fue afectada.

Con respecto a la herramienta terapéutica, se trata de un desarrollo para terapia de inmunidad pasiva que permitiría realizar un tratamiento específico para una persona en terapia intensiva que entre en crisis por la enfermedad.

Una pandemia anunciada

“En el INTA tenemos experiencia en estudiar coronavirus en bovinos, aves domésticas y silvestres, porcinos y hasta en murciélagos”.

Los coronavirus son patógenos que están indicados desde hace mucho tiempo como de gran potencial pandémico
Pereda agregó que“en los últimos 30 años, el 80 % de las crisis sanitarias son por virus que saltan la barrera de especie y se transmiten desde los animales a los humanos, enfermedades conocidas como zoonosis”.

Entre los diversos motivos, por los cuales estas enfermedades cruzan la barrera de los animales a los humanos, Pereda destacó la intensificación de las producciones animales, los mercados de animales vivos en algunos países y el cambio climático.

 

foto ilustrativa de INTA Cerro Azul