Lindström dijo que el teleférico de Closs estaría listo para julio, la obra demandó 10 millones y está abandonada

 

ARÍSTOBULO DEL VALLE. Para las vacaciones de invierno podrían estar habilitadas las Aerosillas en el Salto Encantado, según manifestó el Subsecretario de Turismo de la Provincia, Antonio “Tony” Lindström en declaraciones a Fm Salto Encantado.

La obra comenzó en 2010 y se estima que ya demandó más de 10 millones de pesos. En reiteradas ocasiones el entonces gobernador, hoy senador, Maurice Closs anunció la conclusión de la misma, pero esta sigue en el abandono. Se trata de otro de los curros del gobierno renovador que incluso llegó a ocupar la plana de medios nacionales.

Lindström, que tras años de militancia renovadora desde su medio de comunicación, logró acomodarse en un cargo finalmente de la mano de Oscar Herrera Ahuad. Fue tras dos fracasos electoras como candidato a intendente.

El último viernes se reunió con autoridades de esa localidad, emprendedores e integrantes de la cámara de comercio, donde se comprometió a trabajar fuertemente con todas las instituciones relacionadas al sector turístico y habló de poner en marcha la obra de las aerosillas en el Salto Encantado.

En declaraciones a esa emisora, Lindström dijo que el teleférico estaría en funcionamiento para las próximas vacaciones de invierno.

 

Teleférico de Closs en Salto Encantado a 9 años del anuncio: costó $10 millones y sigue abandonado

 
En 2010, el entonces gobernador Maurice Closs anunció la construcción de un teleférico dentro del parque Salto Encantado, perteneciente a Aristóbulo del Valle, su localidad de origen y centro de operaciones de la familia que le provee de combustible al estado además de explotar comercialmente las Cataratas del Iguazú.

Se gastaron más de 10 millones de pesos en el proyecto, pero nunca funcionó. Tal como lo evidencia la foto tomada por un lector el pasado 27 de julio; las estructuras metálicas instaladas hace más de 5 años en el monte, y que serían anclaje de los cables que sujetarían la cabina, solo exhiben óxido y abandono.

El presupuesto original, desde su anuncio y hasta las primeras obras, se triplicó. La empresa que ganó la obra no tiene experiencia y cometió muchos errores.

La obra comenzó en agosto de 2010 y tenía un plazo de diez meses de trabajo, es decir que debió estar terminada a finales de 2011, considerando incluso retrasos “normales”. Las cabinas de origen suizo iban a ser ensambladas en el predio.

Closs, denunciado por otras obras millonarias inconclusas o mal hechas, había twitteado en 2012: “Visiten Salto Encantado, habilitamos el nuevo drugstore. Para Julio se vienen las telecabinas!!!”.

En 2014, a través de los medios oficialistas, otra vez se dijo que estaría listo en 45 días. Pasaron cinco años más y aún están abandonadas. 

Durante las pruebas de los cables, hubo graves problemas por el desplazamiento. Incluso la base de hormigón de una de las torres en el fondo del cañadón se desplomó “por errores de medición”, que obligaron a la empresa contratista a construir todo de nuevo.

La obra fue otorgada a la empresa RBM SRL, una de las contratistas misioneras preferidas de la gestión de Maurice Closs. La firma Ingeniería Secul Bariloche (IBS), de renombrado prestigio, fue contratada sólo para el ensamble la telecabina y el montaje final, tarea que no llegó a concretarse.