Juntos por el Cambio denunció irregularidades en las PASO

BUENOS AIRES. “Tomaron por asalto las mesas”, aseguran. Hubo 4.614 autoridades de mesa que fueron incorrectamente designadas, aunque para la CNE “no constituyen necesariamente irregularidades”. Hay 34 denuncias penales.

Los apoderados de Juntos por el Cambio cruzaron los listados de las autoridades de mesa que actuaron en las PASO con los padrones de las mesas y el listado de infractores electorales y se encontraron con que 10.605 personas que se desempañaron como autoridades de mesa lo hicieron en mesas de establecimientos distintos a los que estaban empadronados y que 4.614 ni siquiera votaron. Es decir, incumplieron con la obligación de votar y se convirtieron en infractores electorales.

En consecuencia, los apoderados pidieron que se elimine del Registro de Delegados de la Justicia Nacional Electoral a “aquéllos que desempeñaron su función en los establecimientos donde hubo autoridades de mesa designadas en reemplazo de los ausentes y que no se encontraban empadronados en los establecimientos en los que cumplieron esa función o estuvieran afiliados a una agrupación política”.

La suposición de José Torello, Mariano Genovesi, Santiago Alberdi y Gustavo Lema, es que los delegados judiciales actuaron en forma inapropiada al autorizar que se hagan cargo personas que no eran de la mesa ni de la escuela donde estaban empadronados, por eso no votaron. De hecho, los apoderados también hicieron una denuncia al comprobar gran cantidad de casos donde las máximas autoridades en los lugares de votación (que son los delegados judiciales) estaban afiliados a partidos políticos, lo que debería inhabilitarlos.

Tanto es así que ayer -también- la CNE difundió una resolución para que en todo el país la justicia electoral disponga el reemplazo de los delegados que tengan filiación partidaria. No obstante, especificó que los casos no son mayoría. “De esa comprobación preliminar efectuada se concluye que el porcentaje de Delegados afiliados es menor y, fundamentalmente, que no expresa sesgo partidario alguno sino que se encuentra distribuido entre las distintas agrupaciones políticas, es necesario que se proceda a su reemplazo”, dictaminó en el expediente “S” 78/2019.

Hecha la presentación de Juntos por el Cambio, la Cámara deberá analizar la base de datos y contraponerla con los cruces realizados con los listados de las autoridades de mesa que actuaron (que incluye las convocadas por las Secretarías Electorales y las reemplazantes de autoridades ausentes según telegramas), con los padrones de mesa, el listado de infractores electorales y el listado de electores independientes brindado por la CNE.

“Nos hace suponer que hubo connivencia entre los delegados judiciales y quienes fueron designados, y esperamos que la CNE lo investigue a fondo”, dijo Torello a Infobae. Más enfático, Lema, el histórico apoderado de la UCR, aseguró que “tomaron por asalto las mesas” y calculó que van a poder demostrar que una de cada cuatro mesas hubo irregularidades.

Por su lado, Sebastián Schimmel, el secretario de la CNE, reconoció que se iniciaron 34 denuncias penales ante situaciones irregulares advertidas, “pero de ningún modo estamos hablando de 4.000, ni nada que se le parezca”. “Ante las dificultades conocidas para encontrar autoridades de mesa, hubo una acordada en el 2013 por la que se permite que electores que no sean ni de la mesa ni de la escuela puedan ejercer como autoridad de mesa, si están empadronados en el distrito”.

Agregó que “también se explicita allí que, entre la carga pública de ejercer como autoridad de mesa y cumplir con la obligación del voto, la CNE resolvió que es más importante la primera”. La duda de los apoderados de Juntos por el Cambio, en ese caso, es por qué siguen figurando entonces como infractores electorales en los registros de la CNE, un asunto que empezará ventilarse en los próximos días.

Los apoderados también adelantaron que harán una nueva presentación por la gran cantidad de autoridades de mesas que figuran como afiliadas a partidos políticos, lo que no está autorizado. Hasta ahora se detectaron 12.884 casos, pero se supone que la cifra podría hasta duplicarse, ya que todavía no fue revisado el distrito Provincia de Buenos Aires, que es el 40% del padrón electoral. (Infobae)